Hasta cuándo insistir | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-04 05:00:00

Hasta cuándo insistir

Más de una persona habrá escuchado la particular frase “por algo no le salió ese negocio, ese trabajo, ese viaje”.Incluso en el campo del amor se escucha “esa niña  o ese hombre no le convenía”.
Hasta cuándo insistir

Y es que en el momento de ir en busca de proyectos, sueños o relaciones, las personas muchas veces se quedan a mitad del camino, no saben esperar, desisten fácilmente o van contra la corriente.

Es por eso que usted se formula la pregunta ¿Hasta cuándo insistir?
En el plano amoroso las personas muchas veces se concentran en seguir ‘objetivos’ que no van para ningún lado, dejando a un lado incluso su dignidad. Sin saber que en algunos momentos es de damas y caballeros retirarse.

Está también el plano profesional, en el que surgen los dilemas por cambiar de rumbo o continuar con lo que se ha obtenido.
Y en el plano personal son cada vez más los interrogantes que se presentan. Por eso la madurez juega un papel fundamental.

Los expertos le explican cuáles son los errores que no se deben cometer cuando se busca algo en concreto para su realización personal, laboral y emocional.

El dilema del plano amoroso

Los expertos lo llevan a tener en cuenta las siguientes señales para que desista:

  • La otra persona le hace sentir que sus actitudes son inútiles.
  • Sólo hay frustración o resentimiento.
  • Sólo tiene una falsa esperanza porque esa persona lo valore, y espera reconocimientos de él o de ella en vano.
  • Una señal para desistir en el plano emocional está relacionado con esperar que lo amen de cualquier manera.
  • Desista de esa persona si no le aporta nada a su tiempo ni lo motiva a seguir.

preguntas y respuestas
Irma Socorro Rodríguez / Psicóloga Saludar

¿Cómo no quedarse a mitad del camino?
Lo primero que se debe pensar es a dónde se quiere llegar, pero debe saber de dónde viene, cuál es su raíz, así perfectamente se llega. Saber con lo qué se cuenta, con los potenciales, las fortalezas y debilidades, conocerse un poco a sí mismo nos permite saber hasta dónde llegan las ganas, el sueño que se quiere realizar.

¿Cuándo desistir?
Realmente desistir es una forma de perder una batalla. La persona debe ser conciente que puede desistir cuando se ha alcanzado una complejidad en la situación que no está en sus manos, cuando lo que busca no era lo que quería, cuando le apuesta a imposibles, a sueños de otros.

¿Cuándo una meta se nos está volviendo una obsesión?
Cuando ya no hay un límite, cuando se quiere trascender, pasar por encima de los demás a pesar de todo, incluso haciéndonos daño a sí mismos. Es una obsesión cuando se ha perdido la lógica, la realidad, cuando no hay una base por luchar.

¿Cómo evitar la frustración cuando queremos encontrar un objetivo particular?
Hay cosas que no se alcanzan y la persona empieza a sentirse mal por esa ‘derrota’. Es ahí cuando aparece la frustración, pero si se tiene claro que se hizo todo lo humanamente posible, es importante mirar que eso que al parecer es tan negativo, trae cosas positivas.
Sólo debemos preguntarnos ¿por qué no se realizó? ¿Para qué se presentaría ese giro en la situación?

Cuándo desistir

El primer paso para no encapricharse o saber cuándo desistir es tan fácil y se resuelve con sólo una pregunta: ¿Depende sólo de mí esta situación? Si está en manos de terceros que usted logre un objetivo profesional, personal o amoroso debe entender que no es usted el responsable de abandonarlo o no ejecutarlo.
Lo mismo en el plano familiar o social.

La psicóloga Cielo Quintero Trujillo explica que una persona con la madurez y el crecimiento espiritual suficiente sabrá cuando desistir en los siguientes aspectos:

• Cuando yo sé que las condiciones o el ambiente que me proporciona mi familia no es el más propicio para mi salud física y mental, para mi desarrollo como persona.
• Cuando hay padres que manipulan y no permiten que sus hijos crezcan.
• Cuando está en una familia disfuncional y generadora de conflictos, de desilusiones para los hijos.
• Cuando la familia está dejando dependencia emocional.
• Cuando esa amistad no le deja crecer, no es positiva, no le aporta cosas alentadoras.
• Cuando el grupo de amigos no es fiel a su amistad, cuando no siente credibilidad hacia ellos.

LA VOZ DEL EXPERTO
Cielo Quintero Trujillo / Psicóloga

El ser humano es holístico, es decir se compone de una dimensión cognitiva o intelectual, que es donde van los procesos mentales superiores como la inteligencia, la memoria y el lenguaje. Una parte emocional que compete a su mundo psicológico, pensamientos, sentimientos y emociones.

Está la dimensión social que le permite interactuar con los demás y se ubican los gustos o hobbies personales o grupales.

Está la dimensión familiar que hace alusión al entorno primario (mamá, papá e hijos) y una dimensión sexual, que compete a nuestra vida íntima, la persona con la que compartimos nuestra intimidad, nuestra sexualidad.

La dimensión espiritual es la que me permite el conocimiento de mi mundo interior, me permite mirar, hacerme un análisis introspectivo. Eso me lleva a cuestionamientos tan profundos como a indagar quién soy yo, de dónde provengo, para dónde voy, qué quiero o ansío de la vida, cuáles son mis metas a mediano largo y corto plazo.

La dimensión laboral también hace parte de ese ser, y es la que nos permite desempeñarnos en el trabajo u oficio para el que fuimos preparados en forma técnica, especializada o empírica.

A partir de estas dimensiones hay personas  que luchan por sus sueños y les inyectan pasión, pero hay otras con espíritu derrotista o conformista.
La mayor lucha del ser humano es con él mismo, con esos miedos, con esas inseguridades, temores y esa es la primera lucha en la que hay que insistir”.

Deseche estas frases

Si usted está utilizando la frase ‘prefiero solo que mal acompañado’ en su plano amoroso, quizá esté dejando de lado su corazón. Puede sentirse realizado en otros aspectos, pero no se debe negar a una relación afectiva.   

Si un objetivo está rondando hace tiempo por su cabeza pero no se ha podido ejecutar por determinadas circunstancias, cambie esa actitud pesimista y deje de decir tristemente ‘si esto dependiera de m텒.

‘Esto no es culpa mía sino de él o de ella’. Si está culpando a terceros de sus actos todo el tiempo, se hace necesario desistir de la situación y empezar a comprometerse a sí mismo.

Una frase muy común después de no encontrar el resultado es: ‘Hice todo lo que pude pero no funcionó’. Prográmese desde ya para desechar ese vocabulario.

LISTA

La psicóloga Cielo Quintero Trujillo le entrega varias pautas para que sepa cuándo insistir y cuándo desistir en las diferentes dimensiones del ser humano.
Insistir en lo emocional:

1 Cuando sabemos que esa persona llena sus expectativas y va a colmar sus más ocultos deseos.
 2Cuando de alguna manera sabe que para esa persona importa y lo llena de alegría e ilusiones, cuando esa persona le brinda espacios placenteros, amorosos, enriquecedores.
3 Cuando la otra persona lo aprecia como ser humano, aprecia sus cualidades, su mundo interior, respeta sus espacios laborales, sociales, laborales, su mundo psicológico, nuestra forma de pensar, sentir actuar.

Cuando insistir en lo laboral:

1 Cuando sabe que la organización a la cual desea vincularse llena sus expectativas personales y sociales.
2 Cuando la empresa le va a permitir acrecentar sus conocimientos, porque en ella va a tener estabilidad laboral, porque va a poder desarrollarse como persona, porque va a tener que interactuar con un equipo interdisciplinario que le va a apoyar.
3 Porque la empresa le entrega beneficios adicionales, le hace crecer, asumir retos.

Del objetivo a la obsesión

Estas son las señales que determinan que usted está convirtiendo a esa persona o a ese ideal en una obsesión:
• Le está robando el sueño. Su tiempo de descanso se ha visto afectado.
• Está arrastrando con usted a otras personas por conseguir ese objetivo.
• Se encapricha y siente dolor.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad