Un barrio conmovido | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Dic 13 2017
20ºC
Actualizado 09:55 pm

Un barrio conmovido | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-05 05:00:00

Un barrio conmovido

Puede ser cualquier barrio de cualquier municipio en el mundo.
Un barrio conmovido

Pudo ser cualquier mujer, transformada en madre apenas salida de la adolescencia, trabajadora, sola a pesar de las vecinas y colegas de trabajo, de los hijos y familiares…

Cualquier mujer callada, avergonzada o asustada por su condición de “mujer maltratada”. Una de estas mujeres que no confían en las instituciones, no creen que puedan hacer valer esos famosos “derechos de las mujeres”; de éstas que no encuentran el momento, el coraje o la plata para ir a “poner el denuncio”, tal como han oído decir que es conveniente hacer. Hay mujeres que no tienen ya fuerza para levantar cabeza y poner límites a las agresiones de sus cónyuges; agresiones que dejan morados en el cuerpo y en el alma. Unas lesiones se disimulan con gafas oscuras, mangas largas y mentiras; otras dejan huellas imborrables en el alma y socavan la autoestima y la voluntad de la víctima, quien se mantiene así, muerta en vida… hasta que termine en Medicina Legal, físicamente muerta.

“Me dijo que sí, que estaba mal… del corazón. No entendí.” “Ella como que no decía nada, era muy reservada, tal vez le tenía miedo a él…” “… No dejó de trabajar pero me dijo que sangraba y tenía la matriz caída; le dije: ¿se le cayó o se la cayeron? … se rió.” “Delante de todos, ella le dijo que no quería más vivir con él… él soltó la risa y dijo: si no es para mí, no es para nadie…”

Mujeres conmovidas que no entienden cómo no vieron ni pudieron evitar el drama.

 “Dizque soltaron al marido, tendrá tiempo para perderse… “Sí, pero sin antecedentes, sin denuncios anteriores… ¿qué se puede hacer?” “De no haber denunciado a tiempo, yo pudiera estar así.” “Lo peor es si queda impune… ¿quién podrá detener a los hombres agresores en el barrio?”
Mujeres angustiadas, mujeres decididas.

A la víspera de otro Día Internacional de las Mujeres, un nuevo hecho de violencia de pareja nos pone a las fronteras de estos países, en los que un marido tiene derecho de vida o muerte sobre sus esposas.

Cualquiera es inocente hasta que se demuestre su culpabilidad. Sólo pedimos que se haga justicia para Dioselina: si se cayó de la cama, que en paz descanse. Si su marido la mató, que sea condenado y pague las consecuencias de sus actos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad