Otro “lunes negro” | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 11 2017
20ºC
Actualizado 09:37 pm

Otro “lunes negro” | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-05 05:00:00

Otro “lunes negro”

El del pasado 2 de marzo, llamado así en recordación del 29 de octubre de 1929 cuando también colapsó la Bolsa de New York, llevando a la crisis la economía mundial; en gran síntesis, por razones similares a las de ahora: especulación del sector financiero, acorde a “la mano invisible” de Adam Smith.
Otro “lunes negro”

Decía J. M. Keynes en 1925: “Mantener un control estricto sobre el crédito implica necesariamente la intensificación del desempleo en las circunstancias actuales. Lo que necesitamos hoy para restaurar la prosperidad, es una política de crédito fácil. Necesitamos animar a los hombres de negocios a entrar en nuevas empresas, no desanimarlos como lo estamos haciendo. El fin propio del dinero caro es frenar un auge incipiente.”

La aplicación por parte de F. D. Roosevelt de las teorías de Keynes, permitieron a Estados Unidos, y con ellos al mundo, superar la crisis; entonces y ahora más con la globalización, para bien y para mal, la economía de EU constituye el catalizador de la economía mundial.

Vino después, con F.A. Hayek y M. Freidman el regreso a “la mano invisible” y, no obstante la advertencia de 1980 del Diálogo Norte-Sur liderado por W. Brandt: “El desorden del sistema monetario internacional es uno de los problemas claves de la economía mundial. Se necesita un sistema que establezca tasas de cambio más estables, equidad en la carga producida por los ajustes de los déficits y excedentes de la balanza de pagos, y una expansión ordenada de la liquidez internacional”, una vez más nos encontramos sumidos en otro “lunes negro”

No es posible con márgenes de intermediación superiores al 20%, incluidas comisiones por todo, como es el caso colombiano, que haya economía que avance; en cambio sí hay deudores en mora, no porque quieran sino porque no pueden pagar e incurren en incapacidad de pago. Es un sofisma decir que los márgenes son altos para cubrir las deudas irredentas, la gran mayoría no paga porque sus ingresos no les permiten siquiera pagar los intereses, llegando a la insolvencia.

De todos modos el sector financiero nunca pierde porque, en caso extremo como el actual, aquí y en todas partes, el Estado, es decir, los contribuyentes, intervienen para rescatarlo, así el pecado haya sido la especulación; porque también es claro que el funcionamiento de la economía requiere del sector financiero; de allí que su nivel de utilidades siempre está por encima de los demás sectores.

Qué bueno fuera que algún día se aplicara la doctrina predicada por Rousseau para una democracia liberal: que ningún rico sea tan rico para poder comprar al pobre, ni ningún pobre sea tan pobre para tener que venderse al rico. Entre tanto y como un hálito de esperanza, bienvenidas las teorías políticas del actual premio Nóbel de economía, Paul Krugman, todo un devenir de las de Keynes y bienvenida la inclinación de Obama hacia esas ideas.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad