Amar a las personas que no me agradan | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Dic 15 2017
27ºC
Actualizado 01:13 pm

Amar a las personas que no me agradan | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-05 05:00:00

Amar a las personas que no me agradan

¬ďLa diferencia entre el deber y amor, es que el primero representa al Sina√≠ y el segundo al Calvario¬Ē, Richard Braunstein.
Amar a las personas que no me agradan

Parte de vivir bajo el liderazgo de Jesucristo es permitir que personas que no son agradables, que no escogeríamos por nosotros mismos, formen parte de nuestras vidas. Ellas entran a nuestras vidas, por lo general como una tormenta, que interrumpen nuestra tranquilidad y prueban nuestra paciencia.

Pablo nos da una gu√≠a para tratar con estas personas: ¬ďAs√≠ que, los que somos fuertes debemos soportar las flaquezas de los d√©biles, y no agradarnos a nosotros mismos.¬† Que cada uno de nosotros agrade a su pr√≥jimo en lo que es bueno, para edificaci√≥n. Por tanto, recib√≠os los unos a los otros, como tambi√©n Cristo nos recibi√≥ para gloria de Dios¬Ē (Romanos15:1-2, 7).

El primer requisito para amar lo no amable es darnos cuenta c√≥mo Cristo lo ha aceptado. ¬ŅD√≥nde estar√≠a usted hoy sin √Čl? ¬ŅQu√© hubiera pasado si su aceptaci√≥n hubiera tenido condiciones? Comprenda que ahora mismo Cristo lo acepta como usted es, lleno de imperfecciones y problemas, de los que El tiene completo conocimiento.

El segundo emerge de la decisión de aceptar a todos lo que Dios cruza en su camino. En los planes de Dios no hay encuentros accidentales. En cada encuentro Dios tiene un propósito para ambos, la persona necesitada y usted. Usted puede ser el que puede realmente ayudar y aconsejar a esa persona.

Propóngase dar aliento a todos los que Dios pone en su camino. Cuesta muy poco decir una palabra amable y transmitir apoyo. Pero como esa joven que quiere alentar a su pretendiente, nosotros tememos que las palabras amables lleven a futuras demandas. Ese es el riesgo.

Necesito recordar que a trav√©s de los a√Īos otros muy pacientemente han tenido que soportar mi personalidad impaciente. En los primeros a√Īos de ministerio, yo sab√≠a que era irritante y demandante.¬† Muchos de mis amigos ignoraron gentilmente estas manifestaciones, que me ayudaron a crecer. Aun hoy, s√© que puedo irritar a una personalidad espec√≠fica, pero no obstante ellos me aceptan.

Aprecio las instrucciones dadas el Hebreos 13: ¬ďPermanezca el amor fraternal. No os olvides de la hospitalidad, porque por ella algunos, sin saberlo, hospedaron √°ngeles. Acordaos de los presos, como si estuvierais presos juntamente con ellos; y de los maltratados, como que tambi√©n vosotros mismos est√°is en el cuerpo¬Ē (Hebreos 13:1-3)

No sabemos donde la bondad llegara, porque solo Dios puede ver el potencial de un hombre o mujer en presencia de nosotros.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad