Kathy Sáenz | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mar Dic 12 2017
20ºC
Actualizado 08:25 pm

Kathy Sáenz | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-06 05:00:00

Kathy Sáenz

¿Cómo surgió su personaje de ‘Eva MaríaÂ’ Contento, de ‘El Penúltimo BesoÂ’? Lo saqué de ‘ManuelaÂ’, un personaje de una película italiana, cuyo perfil es muy por el estilo del suyo. Ese fue el inicio de la inspiración para crear ‘Eva MaríaÂ’, su espacio, su casa de los años 20 ó 30 y la fuimos puliendo con Herney Luna el director y luego fui interiorizando el mundo de ella.  
Kathy Sáenz

¿Cómo es ‘Eva María’?
Es una mujer muy profunda, sabia, amorosa, que por un gran dolor de un despecho cerró su corazón al amor. Se dedica a la costura, pero no es triste ni amargada, sino que supo encontrar su lección de vida, asumir su soledad y vive feliz en ese mundo de la casa que le dejaron sus padres, como una mujer muy dulce y tranquila.

¿Cómo la ha recibido el público?
A la gente le ha encantado, le ha llegado esa ternura y ese corazón tan transparente, y se solidariza con su situación de que le quieren quitar la casa. Han sido muy bonitos los comentarios.

¿Cómo fue pasar de una antagonista tan fuerte como ‘Paulina’ de ‘Pura Sangre’ a una mujer tan dulce como ‘Eva María’?
Cada personaje tiene su reto, así sean buenos, blancos o malos u oscuros, todos traen un trabajo muy grande. Son dos temas distintos, pero interiorizar una mujer tan sabia y dulce es tan difícil como interiorizar una mujer tan llena de odios y de resentimientos como ‘Paulina’.

Si el eje de la novela es musical, ¿su personaje también terminará cantando?
No, ‘Eva María’ no termina cantando porque de hecho ya hay muchos personajes que cantan, pero como vive en su casa cosiendo, vive con la radiola prendida escuchando su música de plancha. Esa es su relación con el eje musical de la novela y siempre hay canciones que están como amenizando el estado de ánimo con el que ella está.

¿Y a Kathy también le gusta la música de plancha?
No tenía conocimiento de la música de plancha, que es como de la época de mis papás, pero cuando empecé a grabar ‘El Penúltimo Beso’ y a escuchar toda esa música, quedé alucinada y feliz porque es una época muy divina. Esos cantantes son unos artistas verdaderos, inspirados, súper profesionales, con unas voces espectaculares interpretando unas letras tan divinas. Fue muy bonito descubrir esa música a la que no le había parado bolas. Hoy soy fan y me encanta escuchar esa música.

¿Cómo ve a Sebastián Martínez como cantante?
Sebastián es como una bomba. Él es un talento impresionante, no sólo como actor que ya lo ha demostrado, sino como bailarín y ahora lo está demostrando como cantante. Y estoy muy impactada, aparte de ser la mujer de Sebastián y amarlo como lo amo, pero siendo objetiva pienso que tiene una voz maravillosa y un tono hermoso que llega y transmite. Quedé deslumbrada, porque lo había oído cantar normal, pero escucharlo en un estudio con instrumentos y todo y ver lo que él hace...

¿Se han dedicado alguna de estas canciones?
Él es tan hermoso que siempre dice que cuando las canciones son románticas las canta inspirándose en mí o pensando en mí y eso es muy hermoso.
¿En qué han cambiado sus vidas desde que se casaron por lo civil en diciembre?
Para mí llegó más felicidad a mi vida. La gente dice ‘ay no, qué susto, qué compromiso’, pero Sebastián y yo sentíamos lo opuesto: una gran felicidad de vernos casados, qué delicia tener un compromiso de vida, con nuestra familia, con nuestros hijos y con este gran amor que sentimos. Es una gran felicidad poder concretar eso.

¿En qué ha cambiado la paternidad a Sebastián?
Le ha dado más madurez como a cualquier padre o madre. Un hijo trae muchas cosas muy hermosas y una gran responsabilidad. Siendo Sebastián un hombre muy responsable, muy maduro para su edad, lo ha madurado un poco más: tiene conciencia de su hijo, del futuro, de la vida, de lo que quiere y eso es muy hermoso. Los hijos lo sensibilizan a uno y él se ha sensibilizado frente a la experiencia de crear una vida que depende de uno y traerla hace que sea un ser responsable.

¿Ha moderado su afición al motociclismo y a la velocidad ahora que es papá?
Sí le ha bajado un poco a la velocidad, pero su pasión por las motos es algo que lleva adentro como cualquier pasión y es muy difícil que la deje, pero va cogiendo más madurez porque ya hay conciencia de que hay un hijo y el ser más cuidadoso y responsable fluye naturalmente.

Están muy espirituales desde que se unieron. ¿Cómo practican esa tendencia?
Simplemente para mí y para Sebastián tener una vida espiritual es tener una vida éticamente bien estructurada. Eso es básicamente, no es nada misterioso ni extraño. Hacemos meditación, somos vegetarianos, no comemos carne ni animales muertos por respeto hacia el planeta. Igual no fumamos, no bebemos, es una vida muy sana y con los hijos a uno no le dan tantas ganas de andar rumbeando porque uno quiere es dedicarse al crecimiento de ellos con todo el amor y la concentración ahora que me necesitan tanto, porque cuando tengan 16 años ya para qué. Nos concentramos mucho en no juzgar, no criticar y tener palabras amorosas para la gente, vivir con comodidad, pero muy humildemente en un espacio con los hijos.

¿Por qué decidieron llamar al bebé Amador?
No fue una decisión sino más bien una inspiración. Cuando me enteré que estaba embarazada, como a los dos o tres meses estando en mi casa me llegó el nombre Amador y se me comenzó a repetir en mi mente. Nunca lo había oído como tal sino como apellido, pero me llegaba y me llegaba y le comenté a Sebastián y me sugirió esperar y trata-mos de buscar otros nombres, pero no hubo uno que me gustara tanto y nos llegara y a medida que pasaba el tiempo nos iba sonando más y así decidimos que fuera Amador. Creemos que los niños se comunican y por eso le respetamos ese nombre y lo llamamos así.

¿Qué dicen Shenoa y Alana de su hermanito?
Ayy no, ellas están felices, felices con su hermano.

¿Cómo maneja el tema de tantas fanáticas detrás de Sebastián?
Estoy acostumbrada porque desde hace tres años estoy con él, pero nunca lo tuve como un problema para mí y siempre hemos fluido muy bien con ese tema. Él es un hombre tan hermoso y tan bello desde lo físico hasta lo espiritual, que comprendo que todas las mujeres suspiran por él y eso lo manejamos muy bien tanto él como yo.

Ustedes se enamoraron en ‘Juegos Prohibidos’. ¿Teme que la historia se pueda repetir entre Sebastián y Camila Zárate, protagonistas de ‘El Penúltimo Beso’?
No, no, no creo, para nada, eso no es una preocupación en lo más mínimo, confío plenamente en Sebastián, comprendemos muy bien nuestro trabajo, tratamos de hacerlo con todo el profesionalismo y afortunadamente eso no es una angustia para mí.

¿Cómo es una relación con una diferencia de edad entre la pareja?
La edad como que no existe cuando las almas o los seres son especiales o internamente maduras, responsables. Pueden tener 15, 20 ó 40 años, pero la edad no cuenta para nada porque lo que está hablando es su esencia, su parte interna, que es seria. Ese es el caso de Sebastián y en ese sentido estamos muy equilibrados porque él es muy maduro, responsable, serio y con los pies puestos en la tierra.

Amor a toda prueba

Sebastián y usted se enamoraron en Juegos Prohibidos. ¿Teme que la historia se repita entre Sebastián y Camila Zárate, protagonista de ‘El Penúltimo Beso’?
“No, no, no creo, para nada, eso no es una preocupación en lo más mínimo, confío plenamente en Sebastián, comprendemos muy bien nuestro trabajo, tratamos de hacerlo con todo el profesionalismo, y afortunadamente eso no es una angustia para mí”, dijo Kathy Sáenz.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad