Publicidad
Publicidad
Jue Dic 8 2016
20ºC
Actualizado 09:30 am

¿Quién ganó y quién perdió con la venta de la ESSA? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-08 05:00:00

¿Quién ganó y quién perdió con la venta de la ESSA?

Con la ayuda de muchos santandereanos, los gremios, nuestros ingenieros, el departamento y la nación, fundé en 1974 junto con Gerardo Silva la Electrificadora de Santander, emblema regional, uno de mis grandes orgullos como profesional.
¿Quién ganó y quién perdió con la venta de la ESSA?

Con la venta de la ESSA, perdimos una empresa con hondas raíces santandereanas, y como en todo negocio, hay ganadores y perdedores.

Ganan las Empresas Públicas de Medellín, que compran una empresa consolidada con 516 mil usuarios y una utilidad neta de $45 mil millones al año. El 100% de la ESSA fue valorado por el Gobierno en $450 mil millones, que equivalen a US$190 millones, lo que significa que se ferió a US$370 por usuario, cifra muy por debajo de las condiciones del mercado. EPM adquirió una excelente empresa que ayudamos a construir todos los santandereanos.

El precio de venta fue muy barato, teniendo en cuenta las condiciones técnicas y financieras de la ESSA y su valor cercano a los $600 mil millones. Esto significa que EPM se ganó $150 mil millones y se hizo a un excelente mercado eléctrico, bien interconectado eléctricamente a nivel regional y nacional, que paga a tiempo y que tiene el respaldo de todos los santandereanos. Aquí, primero pagamos el recibo de la energía y luego nos ocupamos de otros gastos.
Otro ganador es el Departamento de Santander, que sin desembolsar un solo peso se ganó $35 mil millones en esta negociación y con este dinero pudo adquirir el 9% de las acciones para completar un total del 24%.

Gana también el departamento, porque EPM es una empresa bien organizada, con mucha experiencia en el sector eléctrico, con generación hidráulica de bajo costo que le permitirá bajar las tarifas en Santander, en donde pagamos una energía muy cara, incluso hasta un 20% más que en Medellín.

Dentro de las exigencias pactadas con el Gobierno Nacional para vender la ESSA, Santander salió bien librado. Se hubiera podido hacer otra negociación, pero las condiciones económicas del departamento no lo permitieron. EPM recuperará su inversión, de acuerdo al flujo de caja proyectado, en cuatro años.
Santander tendrá garantizado un puesto en la junta directiva de la nueva empresa. Ojalá nombren una persona muy calificada que evite abusos y garantice los derechos de los trabajadores y los desarrollos eléctricos que requiere la región.

La ESSA tiene actualmente 1.100 trabajadores. Con la reestructuración y la venta de los activos improductivos, seguramente saldrán unos 500 empleados. Sus trabajadores son los grandes perdedores.

El Partido Conservador perdió su gran fortín político, muy bien aceitado y burocratizado. Ya veo la tristeza de ciertos congresistas que tanto pelecharon de los puestos y los contratos en los últimos 13 años.  De la ESSA no nos queda sino el nombre, lo cual me produce una enorme nostalgia. Ojalá no perjudiquen a los trabajadores y que esto sirva para fortalecer aún más la construcción de Hidrosogamoso, nuestra gran esperanza eléctrica. Ahora falta por ver en qué se invertirán los dineros de esta negociación.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad