Iron Maiden en Colombia. Mucho show, poca organización | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Sáb Dic 16 2017
27ºC
Actualizado 12:21 pm

Iron Maiden en Colombia. Mucho show, poca organización | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-08 19:54:53

Iron Maiden en Colombia. Mucho show, poca organización

Ante los desmanes que se presentaron el año pasado en la primera presentación de “Iron Maiden” en Colombia, debido a las serias fallas en organización y seguridad, para el retorno de la banda británica a los escenarios nacionales se implementó un esquema de seguridad especial para este concierto.Sin embargo, al parecer no fue suficiente, pues los disturbios volvieron a presentarse a las afueras del Parque Simón Bolívar, lugar donde se realizó la presentación, que contó con la participación de más de 25 mil asistentes para disfrutar de la música de dos bandas nacionales, Lauren Harris, “Anthrax” y finalmente “Iron Maiden” como el plato fuerte de la noche.
Iron Maiden en Colombia. Mucho show, poca organización

El año pasado los problemas iniciaron porque muchas personas, con boleta en mano, se quedaron por fuera del parque, como consecuencia de la mala organización al ingreso.

A ellos se unieron personas que sin boleta, deseaban ingresar al concierto. El caos fue tal que muchas personas lograron colarse y disfrutar el show.

Este año, la organización para el ingreso fue adecuada. Aquellos que querían ubicarse lo más cerca del escenario e hicieron fila desde el pasado lunes, fueron ubicados durante la semana en una zona verde aledaña al parque, para luego permitirles el ingreso en la mañana del sábado.

Quienes tenían boleta en mano ingresaron sin problema alguno. Claro, tras dos rigurosas requisas para no permitir el ingreso de cualquier tipo de arma, droga o alcohol, aunque dentro del parque era sencillo encontrar un vendedor ambulante que ofrecía una gran variedad de bebidas alcohólicas.

Se conformaron tres filtros de seguridad y en las zonas cercanas al Parque Simón Bolívar era usual encontrar grupos de policía, equipos bien formados del Esmad y sus tanquetas.

Disturbios afuera

Los disturbios afuera del Parque Simón comenzaron alrededor de las 6:30 p.m. cuando iniciaba la presentación de la banda estadounidense “Anthrax”.

La policía empezó a retirar a las personas que se encontraban cerca del parque y que no tenían boletas, lo que generó los enfrentamientos.

Los asistentes al concierto no se dieron por enterados de dichos problemas y la salida de las 25 mil personas se dio de manera ordenada después de las 10 de la noche.

Disturbios dentro

Sin embargo, dentro del Parque se presentaron serios problemas que pusieron en riesgo la integridad de los asistentes e incluso puso en duda la presentación de “Iron Maiden”.

La zona del público estuvo dividida en VIP y General, pero no se prestó la debida seguridad en la valla que dividía las dos localidades y más de tres mil personas lograron saltarla y ubicarse en VIP.

Los organismos de seguridad tuvieron que reforzar las vallas cercanas al escenario y durante más de 15 minutos se estudió la medida a tomar, pues estaba en riesgo la integridad de los asistentes y de la propia agrupación.

Al final se decidió continuar con el espectáculo, pues cancelarlo, que era la segunda opción, podría generar todo tipo de desmanes y empeorar la situación.

En el escenario

El espectáculo comenzó al filo de las cinco de la tarde cuando continuaba ingresando de manera ordenada el público, en un sábado en el que afortunadamente no llovió en Bogotá y el frío fue soportable.

La música la iniciaron las dos bandas colombianas que ganaron la convocatoria para abrir este espectáculo. Primero los pereiranos de “Abstract Enemy” y luego “Loathsome Faith”, quienes con su estilo agresivo y contundente, fueron excelente preámbulo para las dos leyendas del rock que estarían en la noche.

Luego, durante 30 minutos, estuvo en el escenario Lauren Harris, hija de Steven Harris, fundador y dueño de “Iron Maiden”, quien decidió que su hija fuera la telonera de su banda a lo largo de toda la gira mundial.

Con tres músicos más, y todo su carisma y sensualidad, Lauren mostró su propuesta rock, muy alejada de lo que hace su padre con “Iron Maiden”, mucho más hard rock.

Leyendas vivas

A las 6:30 de la tarde, Scott Ian con su banda “Anthrax” llegó al escenario, por primera vez en 28 años de carrera artística, convirtiéndose en uno de los miembros del llamado “Cuarteto del Thrash Metal”, integrado por “Metallica”, “Megadeth”, “Slayer” y “Anthrax”.

Los neoyorkinos realizaron un concierto de 45 minutos haciendo un recorrido por lo mejor de su historia musical, en especial aquellas canciones que nacieron de las obras literarias de Stephen King.

Dentro del público se presentó un serio malestar por lo corto del show de “Anthrax”, pues aunque el artista principal era “Iron Maiden”, muchas personas compraron la boleta sólo hasta que se anunció la presencia del quinteto estadounidense.

A las 8 en punto de la noche llegó “Iron Maiden” para protagonizar una hora y 40 minutos con lo mejor de sus tres décadas de historia musical.

El escenario imponente donde la mitología egipcia se encontró con Eddie, el particular personaje creado para ser la imagen oficial de “Iron Maiden”.

“Aces high” fue el tema escogido para abrir la presentación en Colombia, lo cual hizo vibrar a sus fanáticos, con Bruce Dickinson con su potente voz y sus formas teatrales, con más de 10 cambios de vestuario.

Pocos fueron los éxitos que faltaron por ser interpretados en el escenario, en especial con la actuación de Janick Gers, quien es un verdadero show-man, divirtiéndose con su guitarra.

Adrian Smith, por su parte, demostró su extensa colección de guitarras, pues en sólo Colombia usó más de diez guitarras, de todo tipo y de diferentes colores.

Encantó el escenario con su montaje espectacular, al igual que los juegos pirotécnicos que desarrollaron a lo largo de la presentación, pero en especial con la aparición de los famosos “Eddies”, los característicos cibermonstruos de la banda.

La parte de atrás del escenario se abrió para darle paso a un “Eddie” momia gigante que amenazaba con devorarse al público con sus temibles ojos rojos.

Pero no fue el único, más adelante apareció “Eddie” caminando por el escenario convertido en una especie de robot del futuro, apuntando con su arma al estilo “Robocop”.

Sin queja alguna por lo ofrecido por “Iron Maiden”, salió el público asistente, esperando que Bruce Dickinson cumpla su promesa de volver en el 2011, cuando presenten su nuevo trabajo discográfico.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad