Mié Dic 7 2016
20ºC
Actualizado 06:16 pm

Eduque a sus hijos con amor | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-09 05:00:00

Eduque a sus hijos con amor

Si su hijo en este momento le dice que se quiere subir a un árbol ¿Usted cómo reaccionaría?Ante esta situación las respuestas son diversas. Mientras unos les dicen: “Mire chino, si usted se encarama y se cae, encima le doy duro”.
Eduque a sus hijos con amor

Otros padres de familia prefieren subirse primero y desde la cima ayudar a sus hijos a hacerlo; una reacción que muchos asumirían como la de un padre ejemplar. Sin embargo, Germán Gómez, experto en educación con amor, señala que las dos reacciones anteriores no son las más recomendables.
    
Lo mejor es que el padre le brinde la seguridad a su hijo de que puede hacerlo por sí mismo. Así el niño intentará hasta lograrlo, sabiendo que sus padres estuvieron ahí, confiando en sus capacidades.

De esta manera, los hijos crecerán seguros de lo que tienen y de lo que pueden dar. No dependientes ni inseguros, lo cual sucede en quienes a toda hora los cohíben de actuar o los que necesitan que su padre haga las cosas por ellos para que les vaya bien.

Igual sucede con las pautas de crianza. A cambio de golpes, gritos o humillaciones, surten mejor efecto las palabras sabias en el momento preciso y la reflexión entre padre e hijo de lo que se debe mejorar.

A esta voz se suma el psicólogo social y comunitario Freddy Hernando Cristancho Rincón, quien señala que es mejor educar con amor que con golpes.

“La educación como tal debe evolucionar sin que la autoridad desaparezca. Esto se logra si el compromiso de los padres es igual al reto de unir confianza y afecto, con respeto y obediencia para que los resultados sean óptimos”, dice Cristancho.

Con el ánimo de saber más sobre el tema, Vanguardia Liberal conversó con los expertos Germán Gómez y Freddy Cristancho, quienes en la edición de hoy exponen sus puntos de vista.

preguntas y respuestas
Responde el psicólogo Freddy Hernando Cristancho Rincón

1. ¿Qué deben tener en cuenta los padres de familia al momento de educar?
El primer punto es tener compromiso. Si logramos en familia tener un verdadero compromiso con la educación, será más fácil determinar el camino a seguir. Es complicado cuando somos indiferentes y queremos que todo salga como lo pensamos. El segundo paso es conocer a nuestros hijos.

2. ¿Qué es conocerlos?
Es conocer sus capacidades, fortalezas, debilidades, gustos y miedos. Es necesario saber esto para encausarles las capacidades y saber cómo motivarlos y corregirlos.  
El tercer paso es crear un modelo de responsabilidad, conocer los riesgos de montarse al árbol, por ejemplo, qué pasa si cae, y cómo y porqué debe volver a empezar.

El cuarto paso es crear un modelo de confianza, tanto para el padre como para el hijo. No tener miedo de aceptar que se cayó y creer siempre que si cae debe volver a levantarse.

3. ¿Qué encierra la expresión ‘educar con amor’?
Es educar con responsabilidad, no limitarse ni extralimitarse a ser sólo padre o madre, pues los progenitores tienen ante todo un compromiso social. Un padre y una madre deben ser el modelo a seguir de sus hijos, estén o no estén juntos para hacer esa loable tarea. Educar con amor es educar con una mano dura y una mano abierta, la mano dura para corregir, exigir, orientar y la mano abierta para abrazar, para sentir, para dar, para enseñar, para escuchar.

4. ¿Cuáles son las consecuencias de no hacerlo?
Si dejamos todo a la deriva, nuestros hijos pueden buscar el afecto que necesitan en otras personas. Es importante tener en cuenta que desde la adolescencia los hijos están buscando la forma de salir de sus casas.

Muchos de los problemas sociales de la actualidad son debido al poco interés de los padres por la educación de los hijos. Algunos se limitan sólo a lo material y olvidan que los vacíos afectivos pueden traer problemas de adaptación social y, por ende, problemas como el alcoholismo, la drogadicción y otras situaciones que, en su mayoría, se presentan en hijos en  búsqueda de afecto, el cual a veces es encontrado donde el ser puede llegar a denigrarse como la calle y los vicios.

LISTA
Situaciones cotidianas

1 Un niño llega a la medianoche a la habitación de sus padres, los despierta y les dice que tiene miedo. Muchos padres reaccionan diciéndole: “Vaya duerma y no moleste más”. Ante esta respuesta el niño no quedará contento y se irá a su habitación a llorar, o se quedará junto a su padre esperando su ayuda. ¿Cuál sería su reacción si usted y su hijo son los protagonistas de este caso?

2 Toda la familia está en el comedor y el niño, sin querer, regó el jugo sobre el mantel blanco y nuevo. Muchos padres gritan: “Bruto, ¿es que no se fija?
Ante esta situación, ¿qué cree que  necesita el hijo en ese momento?, ¿ser gritado o humillado?
Los padres le dan más importancia al mantel, al vaso que se partió o a la vergüenza con la visita, que al mismo niño que en ese momento se siente incómodo.

3 A una niña de 4 años sus padres le compran una muñeca y la cuelgan bien alto para que ella no pueda alcanzarla. “Ojo con cogerla. Si la daña no le volvemos a comprar nada”. ¿Acaso los juguetes no son para que los niños jueguen, exploren y, por ende, se dañen?

Más de lo que parece

Ser padre no es sólo tener hijos. Es ser conciente de la implicación social, espiritual, psicológica y emocional que significa traer un hijo al mundo.
Es común encontrar parejas que dicen: “Queremos tener la parejita”, como si se tratara de buscar el mejor adorno para la casa.

LISTA
Cambiar de pensamiento

1 Toda acción del niño es el reflejo de lo que ha recibido de sus padres, de manera directa o indirecta.

2 El mal comportamiento del niño no existe, es necesario sacar ese concepto de la mente. Lo que existen son metas erradas pero que no pueden ser señaladas como malos comportamientos.

3 El amor no es un sentimiento, es una fuerza. Papá y mamá deben proveer al niño de esa fuerza para que pueda encarar el mundo. Muchas veces se disminuye esa fuerza en los niños con palabras como: bruto, imbécil, usted no es capaz, si le va mal lo castigo. Esto es abusar de la autoridad de padres para amenazar y condicionar.

4 No negar por capricho de los padres. Después de que los padres analicen la situación y saber si le conviene o no para su bienestar, ante la petición del hijo responder con firmeza: “No mi amor”. No decirle “haga lo que quiera”, pues eso debilita al menor.

Todo tiene una causa

Antes de tomar una medida correctiva con su hijo porque le gritó, cogió dinero sin autorización o protagonizó una acción que no es bien vista, pregúntese “¿por qué mi hijo hizo eso?” “¿dónde lo aprendió?”

Luego explorar con el hijo para hacerle ver que eso no está bien.
“Me gritaste, eso no está bien”… ¿por qué crees que eso no está bien?”. Si papá y mamá le permiten al niño explorar su comportamiento, él va a reaccionar y decir “Sí papá, tienes razón”.

Padres y maestros optan por golpear, quitarles lo que les gusta, sacarlos del salón o encerrarlos en la habitación. De esta manera el padre y el maestro son los que solucionan el problema pero los niños siguen con el mismo vacío.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad