Un Taller donde sí hay oficio para todos | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Dic 15 2017
20ºC
Actualizado 09:47 pm

Un Taller donde sí hay oficio para todos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-07-29 05:00:00

Un Taller donde sí hay oficio para todos

Barichara, lugar de calles empedradas, gente linda y amable, balcones de madera y un escenario de paz y tranquilidad, tiene muchos atractivos entre los cuales cabe destacar la creatividad y habilidad manual de sus artesanos.
Un Taller donde sí hay oficio para todos

En un espacio cercano a la iglesia principal, se encuentra el Taller de Oficios de Barichara, un sitio maravilloso que inspira paz, tranquilidad, serenidad, un lugar indescriptible compuesto por la belleza de la naturaleza que hace juego con la sofisticación y la elegancia que le imprimió Dalita Betancur.

Ella, con el apoyo de la comunidad de Madrid y con todos aquellos que generosamente le apostaron a un proyecto que prácticamente empezó de cero, convirtió los salones que encontró en un comienzo con 15 cm. de cemento, eternit y sin ningún árbol, en un sitio acogedor, tranquilo y adecuado para trabajar la piedra, la cerámica, la gastronomía y la bisutería.

Vanguardia Liberal habló con la autora de este maravilloso proyecto que ha dejado vislumbrados a quienes lo visitan.

Preguntas y respuestas

¿Cómo surgió la idea?

El proyecto para la creación del taller de oficios nació porque Dalita, como le dicen cariñosamente a esta venezolana, colombiana de corazón desde hace 9 años, vio la habilidad de la gente, su creatividad, la facilidad que tienen por comprender y aprender las cosas.

Por ello consiguió tener el apoyo de la comunidad de Madrid, quienes generosamente le apostaron a este proyecto, sin saber bien qué iba a pasar, porque se empezó desde cero.

¿Por qué la construcción de un nuevo lugar?

Una de las cosas que se ha tratado de mantener es poder contar con un lugar amable, en el que uno se sienta querido y respetado.

La idea es demostrar que con empeño se pueden lograr cosas muy bonitas, respetando al alumno y enseñándole a su vez a respetarse ellos mismos, valorando lo que es tener un espacio agradable sin alterar sus técnicas, ni su construcción, ni la caña brava, ni las tierras pisadas, manteniendo lo que es el pueblo y demostrando que se pueden hacer cosas muy bellas sin alterar el espacio de Barichara.

¿Qué cursos se dictan?

Los cursos con que cuenta en este momento el taller son 4: cerámica, gastronomía, taller en piedra y bisutería.

También se dictan cursos aislados como los de bordado, cursos cortos de diseño o manipulación de alimentos, los cuales se van complementando al traer otros profesores que brinden un conocimiento más avanzado.

¿Cómo se manejan los horarios?

Las clases se dictan en la mañana, tarde y noche, teniendo en cuenta que la gente no puede a determinadas horas.

¿Quiénes pueden ingresar a los cursos?

Todas las personas son bienvenidas a este lugar, ya sea sólo por curiosear o porque quieren aprender algo diferente en sus vidas.

Los habitantes de aquí no tienen que pagar nada, todo es totalmente gratis para ellos, con lo único que tienen que cumplir es con aprovechar al máximo este espacio que se les está brindando para uso y provecho de ellos mismos.

Los turistas también pueden realizar los cursos en módicos horarios de fines de semana o tomarlos sólo los días que estarán en Barichara, pero ellos si tendrán que pagar, para la misma ayuda y mantenimiento del taller.

¿Quiénes ya están tomando los cursos?

La mayoría de personas son de aquí de la zona, pero me siento muy contenta porque ya está empezando a venir gente de afuera, de Bogotá. Tenemos cuatro muchachos que nos mandó el taller de Bogotá para aprender cantería. De Bucaramanga ha venido gente a inscribirse para el taller de gastronomía.
¿Hace cuánto existe este lugar?

Vamos a cumplir apenas un año, pero ya hemos hecho varias exposiciones con algunos de mis alumnos.

¿Proyectos próximos?

Nos invitaron a exponer en Popayán en el Festival Gastronómico que ellos hacen, un festival muy importante.

El taller, que está manejado por los mismos alumnos, tiene ya un restaurante que se llama ‘Las cruces’, el cual está abierto al público los viernes, sábados y posiblemente vamos a poner el domingo ‘brunch’. Vamos también en diciembre a participar en la Feria Artesanal de Bogotá, ese es el punto final del año para que empiece el taller a mostrar qué es lo que está aprendiendo y está haciendo.

¿Proyectos a futuro?

A partir de septiembre pondremos el nuevo curso de música. Ya se está pensando en poder manejar una especie de museo. Ya hablamos con el gobernador, él está esperando que le mandemos unos papeles y contamos con el apoyo de Henry Bohórquez (rector general de las escuelas públicas de Barichara).

xxxxx

Hermosas esculturas en piedra, vasijas fabricadas en cerámica, bordados hechos totalmente a mano, delicadas piezas que conforman lindos collares, pulseras y aretes y un manjar de productos alimenticios, entre ellos platos nacionales e internacionales, son sólo algunas de las cosas que ofrece este tranquilo y apacible lugar.

Con ayuda del SENA, otro de los grandes apoyos y socios del taller, los alumnos cuentan con la posibilidad de tener algunos profesores de su institución, para enseñar a aquellos principiantes y a los avanzados algunas técnicas y trucos de cocina.

Allí no sólo se les enseña a preparar, sino también a servir y a escoger, en el caso de algún buen vino.

A la hora de construir nuevamente el lugar, Dalita pensó en todo.

El taller cuenta con dos cuartos para la comodidad de sus invitados, en este caso los profesores, quienes llegan de otros lados del país a realizar clases magistrales de un fin de semana o de un mes para aquellos que ya han pasado por un conocimiento previo. Jarry Sasun, un chef reconocido en Bogotá, fue quien hizo una donación para terminar los cuartos.

La idea es aportarles la casa y darles todas las facilidades que necesiten, además de pagarle.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad