Publicidad
Publicidad
Vie Dic 2 2016
23ºC
Actualizado 01:35 pm

Luis Villar Borda y su generación | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-07-29 05:00:00

Luis Villar Borda y su generación

Luis Villar Borda y su generación

Fue un conjunto de intelectuales dinámicos y corajudos a quienes el Frente Nacional primero y la torpeza colectiva luego comenzaron a hacer a un lado hasta estigmatizarlos y sumergirlos en el olvido, pese a que fueron  muy fructíferos y combativos intelectualmente.

Por eso ellos se refugiaron en la ciencia, las letras y en la academia. Pero en el estado de pérdidas y ganancias, el país perdió la opinión y las propuestas de una de sus mejores cosechas del siglo XX.

Traigo a la memoria a figuras de esta generación como Daniel Arango Jaramillo (recientemente fallecido), Alberto Dangond Uribe, Ramón Pérez Mantilla (hace poco desaparecido), Jesús Arango Jaramillo, Estanislao Zuleta (probablemente en más importante pensador colombiano de los últimos tiempos), Álvaro Uribe Rueda, José Félix Patiño, Hernando Valencia Goelkel, Jorge Eliécer Ruiz, Danilo Cruz Vélez, Fabio Lozano Simonelli, Fernando Hinestrosa Forero, Camilo Torres Restrepo, Enrique Buenaventura, Nicolás Buenaventura, Santiago García, Orlando Fals Borda, Jorge Gaitán Durán, Eduardo Umaña Luna, Gonzalo Arango, Pedro Gómez Valderrama, Gabriel García Márquez, Álvaro Mutis, Alfonso Reyes Echandía, entre otros, dejando constancia que la memoria, frágil compañera, me hace dejar por fuera a muchos de ellos.

Mi generación, que es posterior a esta, no tiene las unidades del intelecto de aquella a la que me refiero en esta columna de opinión.

La generación de mediados del siglo XX tiene algo muy especial: halló en la academia y en las letras mucho más eco que en la cada vez más frívola opinión pública, aquella que está postrada ante los conceptos y sofismas de distracción episódicos que magnifican periodistas no ilustrados pero sí influyentes y hábiles en el arte de crear ídolos con pies de barro.

Por circunstancias muy especiales ningún exponente de esta generación administró al país, pese a que su huella en la cultura colombiana será muy perdurable. ¡Qué tristeza que Colombia no haya sabido aprovechar tantas y tan buenas inteligencias!         

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad