Publicidad
Publicidad
Vie Dic 2 2016
23ºC
Actualizado 01:23 pm

El l铆o de la extradici贸n | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-15 05:00:00

El l铆o de la extradici贸n

En mis tiempos de estudiante era un asunto menor. Alg煤n p谩rrafo del C贸digo de Procedimiento Penal dispon铆a la entrega del delincuente que se escondiera en Colombia al pa铆s donde hubiera cometido su delito. Si aqu铆 tambi茅n hab铆a delinquido, se proced铆a a castigarlo primero y despu茅s a entregarlo al extranjero.
El l铆o de la extradici贸n

Tan simple (y tan vieja) como los buenos modales, la extradici贸n era el modo de evitar la impunidad sin tener que bombardear a los vecinos. Y el 煤nico cuidado necesario era no ir a entregar presos pol铆ticos.

Pero el l铆o se form贸 cuando la extradici贸n a Estados Unidos reemplaz贸 a la聽 justicia colombiana. Nuestro C贸digo Penal qued贸 en el aire y ese asunto pas贸 a ser el hilo conductor de nuestra historia. Pastrana junior la utiliza 78 veces, y luego llega el campe贸n Uribe que ha entregado a 812 presos a EU.

Y sin embargo la extradici贸n tiene dos problemas: que no ha servido para lo que se buscaba pero se ha usado para lo que no era. El fracaso lo admiti贸 nadie menos que el gringo que acogoll贸 a Samper. Seg煤n dijo Frechette esta semana, 聯la extradici贸n se propuso como el veh铆culo para acabar con los narcos... cuando sab铆amos que si captur谩bamos uno aparec铆an otros para sustituirlos. Debimos ser m谩s honestos聰. Y es que para un pa铆s que tiene m谩s de dos millones de presos y donde cada uno cuesta un dineral, eso de andar recibiendo traquetos no resulta nada bueno.

Y mientras tanto Uribe convirti贸 la extradici贸n en la herramienta central de聽 su pol铆tica interna. Al decidir qui茅nes ser谩n castigados de verdad, el Presidente asume la tarea del juez 聳 con lo cual rompe la separaci贸n de poderes. Pero hace tiempo que el estado de derecho no importa, y la amenaza de extraditar ha servido como clave y secreto de la Seguridad Democr谩tica. Ella fue el fantasma detr谩s de las negociaciones de Ralito. Fue el castigo de verdad a los 14 ex comandantes de la AUC que 聯le pusieron conejo聰 al Presidente. 聽

Tambi茅n los gringos usan la extradici贸n para el consumo interno. Durante 30 a帽os les ha servido para legitimar y sostener una 聯guerra聰 que est谩n librando en el lugar equivocado. Y ahora la pintan como parte de la cruzada contra el terrorismo, puesto que a 聯Gafas聰 no lo piden por narco sino por el secuestro de los tres americanos.

El secuestro es m谩s grave que el tr谩fico de drogas y en sana l贸gica la extradici贸n se justificar铆a m谩s en 茅ste que en muchos otros casos. Es porque casi siempre los delitos horribles se han cometido en Colombia y contra colombianos: asesinatos, masacres, desplazamientos, compra de congresistas, secuestros y violaciones. Al recurrir a una justicia sustituta quedan impunes los cr铆menes peores: a Trinidad lo absolvieron dos veces en Nueva York y ninguno de los 14 se帽ores de las AUC ha vuelto a hablar de la parapol铆tica ni han aportado una gota a los procesos de la (mal) llamada聽 聯Justicia y Paz聰. 聽

La extradici贸n naci贸 como un medio legal e internacional para evitar la impunidad, pero estamos empe帽ados en usarla como un arma pol铆tica e interna que esconde la incapacidad de castigar. Y es por eso que las cosas no funcionan.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad