Los costos nada dicen de los precios | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-15 05:00:00

Los costos nada dicen de los precios

Para evitar herir susceptibilidades como me dijeron que lo había hecho la semana anterior, voy a hablar de lo mismo pero con referencia a lo que está ocurriendo en Brasil, donde por ser más conocedores del mercado, estar lejos y no leer la columna, les importa un pito lo que acá se diga.
Los costos nada dicen de los precios

Los productores de pollo están vendiendo hoy el pollo en pie al equivalente de $1.600 pesos colombianos el kilo, con costos de $1.800, lo que da un precio en el supermercado de $2590 el kilo refrigerado, es decir, fresco.

A los productores de cerdo de Santa Catarina, con una generación de empleos directos de aproximadamente 65.000, el exceso de producción les derrumbó los precios; están perdiendo más de $70.000 pesos por cerdo vendido y lo que están buscando es mas financiamiento y que les acepten las reproductoras como garantía mientras se equilibran los mercados. De eso se trata, nada más, y seguimos insistiendo en que lo único que no puede ser es tratar de subir los precios cuando la oferta es mayor que la demanda, pues nadie es capaz de sostener tamaño despropósito.

Obviamente en el largo plazo los costos tendrán mucho qué ver, pues con menores costos es posible vender a menores precios en forma rentable permitiendo el crecimiento del mercado. Eso no es lo que ocurre acá en Colombia, donde todos juegan a la ruleta de los precios externos y a la tasa del dólar y crecer es tan fácil como lo es importar un poco más de granos. Vamos a aprovechar el ejemplo para ver cómo funcionan las carnes en Brasil. Los precios de la carne de res o el ganado en pie estaban esta semana a $3332, el cerdo en pie a $2040 y el pollo en pie a $1.600. A pesar de estar bajos, los precios muestran la tendencia de por qué se vende más pollo, luego cerdo y finalmente la res.

Claro, dirán algunos, esos precios se dan porque tienen granos baratos, pero de eso se trata y venimos insistiendo en que la cadena debe buscar en conjunto cómo incentivar la producción nacional para algún día llegar a ello, pero yo retaría a cualquier productor nacional a vender a esos precios con maíz a $380.000 la tonelada y la torta de soya a $830.000. Para resumir, se ve claramente porqué en Brasil se consume el doble de carnes que en Colombia, con ingresos per cápita parecidos. Bajemos los precios a la mitad y los alcanzamos con los consecuentes beneficios en la nutrición de los colombianos.

Algo debe estar ocurriendo en Brasil, ya que los grandes productores de Argentina, con una pampa húmeda de tierras fértiles inmejorables, están buscando tierras en el mato grosso donde hay que hacerlas y los que están ya, tienen allí mejores resultados. Algo debe estar ocurriendo cuando productores del cinturón del maíz en Estados Unidos están comprando tierras y produciendo en esta zona del mundo. Algo debe estar ocurriendo en Brasil cuando es el mayor exportador de carne de pollo y de cerdo y tiene los mejores costos del mundo, y algo deberá pasar en la altillanura colombiana cuando argentinos experimentados y brasileros experimentados quieren venir a producir en estas tierras en las que no creen la mayoría de colombianos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad