Para que el Polo no se derrita | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-16 05:00:00

Para que el Polo no se derrita

En este caso, realmente no se sabe si es por el calentamiento global o por la inmensa cantidad de frío que se les está metiendo; no está claro por cuál de los dos extremos –frío o calor– es que el Polo anda haciendo agua.
Para que el Polo no se derrita

Lo cierto es que la izquierda de este país se puede resquebrajar por completo y derretirse en su totalidad si no se plantean seriamente soluciones de fondo que permitan mostrar algo interesante en el escenario político. Según Uribe, ser de izquierda es ser delincuente (paradójico, porque cuántos de la derecha sí lo son y no les pasa nada), así que la alternativa de verdad ha sido el Polo, pero anda en unas peleas internas impresionantes y en una división de ideas que ha creado casi una lista por cada uno de los integrantes ‘duros’ del Partido. Y el otro problema descomunal es el hecho de contar en sus filas con unas fichas que, además ser una imagen detestable frente a la opinión pública, hacen que las otras manzanas comiencen a podrirse.

¿Cómo puede solucionarse la situación del Polo? Fácil –en teoría– sería sencillamente definir un ideario colectivo que permita unificar a los sobrevivientes en una sola postura política y que deje definir un nombre que saque la cara por el Partido y por quienes están interesados realmente en la izquierda y en la oposición y eso incluye clarificar términos y personajes, porque ni son todos los que están ni están todos los que son. Cuánta gente interesante está en toldas de la derecha trabajando real y efectivamente por ideales de izquierda, mientras muchos personajes fungen en la izquierda por conveniencia mientras hacen demostraciones que los sitúan en lugares completamente diferentes.

Y aquí está precisamente el otro importante paso: echar a esos personajes negativos y limpiar las listas para que sus nombres defiendan sus propósitos políticos, empezando por los Moreno Díaz, que no tienen de izquierda ni el forro; sencillamente son clientelistas y oportunistas con poca vergüenza frente al apoyo que sin razón ni explicación les ha dado el país, comenzando por Santander, que fue capaz de apoyar a Iván después de semejante despiporre de Alcaldía en Bucaramanga, sin mencionar a Bogotá, que sin asco puso a Samuel a demostrar que él va es por lo suyo.

Los problemas son claros y las soluciones son relativamente fáciles; lo difícil es tomar la decisión y echar adelante. Ojalá, cuando se decidan, del Polo no quede sino el charco.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad