¿Qué hacemos con... el puente Barranca Yondó? | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Dic 17 2017
20ºC
Actualizado 09:20 pm

¿Qué hacemos con... el puente Barranca Yondó? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-16 05:00:00

¿Qué hacemos con... el puente Barranca Yondó?

¿Qué hacemos con... el puente Barranca Yondó?

Hace dos años culminó la obra y por el lado de “La Tora” no tiene acceso decente. ¿Culpa de quién? La gente que no conoce la región y tampoco su importancia ignora que es la vía más rápida de Caracas a la Carretera Panamericana, iniciada en 1941 por Estados Unidos y planeada cuando entró en la Guerra Mundial. La pensó y la ha hecho realidad, viene de Alaska hasta Punta Arenas en la Patagonia y unifica el Continente.

Inexplicablemente Colombia y Panamá han sido los mayores obstáculos. El puente acerca Bucaramanga a Coveñas en el mar Caribe y “coloniza” para nuestra capital las Sabanas de Bolívar. Da vida a una “península” entre el Cauca y el Magdalena Medio que por carencia de autoridad no es la región más desarrollada de Colombia, tierra fértil llena de oro asediada por la violencia.

Yondó es hoy es una vergüenza para los antioqueños. La Shell, al inicio de la explotación petrolera, creó y organizó un pueblo con todas las de la ley: calles, hospitales, clubes, residencias, planteles educativos, iglesia, parques e instalaciones deportivas. Por arte de magia y desidia de la gente, de Ecopetrol y de los paisas, todo desapareció cuando la petrolera pasó a manos del Estado. ¿Quién es en realidad la responsabilidad? La Asamblea y el gobierno en Medellín se opusieron, por mucho tiempo, a la creación del Municipio. Cuando finalmente accedieron, lo único que se les ocurrió fue llamarlo Yondó, desapareciendo el bonito nombre de “Casabe” con el cual se le conoció durante la permanencia de la Shell.

Municipio muy rico, es en la realidad física “la nada con alcalde” y parece que terminará “siendo un bonito barrio” de su vecino al otro lado del río, Barrancabermeja. Sólo la intervención divina y el interés de un buen gobernante podrán hacer de Casabe una gran ciudad para orgullo de Antioquia, del Magdalena Medio y de Colombia.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad