Asunto para ciegos | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Dic 15 2017
27ºC
Actualizado 01:13 pm

Asunto para ciegos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-17 05:00:00

Asunto para ciegos

Mientras asistía a las exposiciones de los doctores De Paula y Hoyos sobre las relaciones entre la industria farmacéutica y los profesionales médicos, vino a mi memoria un fragmento que recién había leído en el Ensayo Sobre la ceguera, de José Saramago.
Asunto para ciegos

Relata el novelista las vicisitudes de un grupo de seres humanos, que obligado por las circunstancias de una extraña enfermedad que les produjo una “ceguera blanca”, deben enfrentar los retos que impone la sobrevivencia. El aparte reza así: “Lo mejor sería que usted, doctor, fuera el responsable, al fin y al cabo, es médico. Y para qué sirve un médico sin ojos y sin medicina. Tiene autoridad”.

Sí. Lo mejor de ser médico es tener esa responsabilidad que le confiere autoridad. O al contrario, el galeno tiene autoridad porque su quehacer implica grandes responsabilidades. Por las dos razones tiene credibilidad, que es su mayor patrimonio.

Una de las responsabilidades es poseer el conocimiento adecuado. Si el 80% del conocimiento que hoy tiene la humanidad se ha producido en los últimos veinte años, (de lo cual el conocimiento médico no es la excepción), tenemos la necesidad, la dificultad y la obligatoriedad de una educación médica continuada.
Pero todo atenta contra tal propósito. La educación cuesta, los empleadores no la promueven y menos la patrocinan, el Estado mira para otro lado y para colmo, hay que ser verdaderos expertos para identificar la información digna de credibilidad.

Además, los economistas convencieron al mundo de la necesidad de convertir en objeto de transacción y lucro, es decir, en mercancías, a los enfermos y a los médicos, distorsionando las relaciones entre investigadores, industria, médicos, aseguradores y enfermos.

Son tiempos de codicia, ambición y “del todo vale”; pero otra responsabilidad es la de actuar exclusivamente a favor de los intereses del enfermo. Sin embargo, Paul Krugman afirmó no hace mucho tiempo: “Todo el sistema de incentivos promueve que doctores e investigadores sirvan los intereses de la industria médica. La buena noticia es que las cosas no tienen que ser así”.

Hay sin dudas relaciones inapropiadas y propuestas indecentes: también hay decisión de corregirlas y reflexión entre los actores. Por ahora, trato de seguir la máxima que dice, que uno debe tratar de escribir sobre los temas que más lo asusten a uno; y a mí me da miedo que los médicos no lleguemos a merecer la credibilidad.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad