Sobre dos ruedas, un mensaje de apoyo contra la drogadicción | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-17 05:00:00

Sobre dos ruedas, un mensaje de apoyo contra la drogadicción

Con 65 a√Īos, a Miguel Antonio Cruz Su√°rez no le importa que lo tilden de loco. Para este bogotano el √ļnico pensamiento que realmente lo trasnocha, es tener la fuerza suficiente para llegar hasta Caracas, en el vecino pa√≠s de Venezuela, pedaleando en bicicleta.
Sobre dos ruedas, un mensaje de apoyo contra la drogadicción

Una proeza que se traz√≥ hace ya 11 a√Īos, cuando por cuenta de malas amistades no s√≥lo termin√≥ en la ruina, sino que tuvo que dejar de lado la gran pasi√≥n que le dej√≥ fama internacional: el toreo.

En aquel entonces el mundo taurino lo apod√≥ ¬ĎEl Cantiflas Colombiano¬í, t√≠tulo que se gan√≥ actuando de pueblo en pueblo junto al ¬ĎBurro Mocho¬í y a ¬ĎEmeterio y Felipe¬í.

Hoy si bien Miguel Antonio sabe que su √ļnico amigo es ¬ďDios¬Ē, tambi√©n tiene la convicci√≥n que por cuenta de la alcahueter√≠a de algunos padres, muchos j√≥venes se ven abocados al mundo de la drogadicci√≥n.

Por eso desde hace más de una década, este ex torero se dio a la tarea de pedalear de país en país para llevar un mensaje tanto a padres como a la juventud, sobre los peligros del consumo de la droga.

De hecho ya lo hizo por Per√ļ, Chile, Argentina y Bolivia, en donde seg√ļn √©l, el propio presidente, Evo Morales sali√≥ no s√≥lo a recibirlo, sino que le obsequi√≥ un libro y una bandera de ese pa√≠s.

Ahora su nuevo destino es Venezuela, en donde dice, quiere reunirse con Hugo Ch√°vez para solicitarle dejar las rencillas con Colombia, toda vez que ¬ďtodos somos hermanos y somos hijos de Dios¬Ē.

Ayer, durante su paso por el municipio de San Gil, montado en su destartalado ¬ďcaballito de acero¬Ē y cubierto de cientos de escudos que dan cuenta de sus ef√≠meros viajes, Miguel Antonio recorri√≥ las calles de la Capital de la Provincia ofreciendo art√≠culos y accesorios con los colores de la bandera nacional, buscando algunos pesos para su sustento.

Eso s√≠, pasar√°n unos cuantos d√≠as m√°s, quiz√° semanas, antes de que sus tres hijos y su compa√Īera sentimental desde hace ya 38 a√Īos, vean al viejo ex torero ingresar a su hogar en Bogot√°, para jubilarse definitivamente.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad