Las ovejitas | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-18 05:00:00

Las ovejitas

La reciente disputa que resquebraja la unidad del Polo—que en realidad de nueva no tiene nada—, ha puesto en evidencia el talante de quienes conforman esta organización política y sus intenciones.
Las ovejitas

Quedaron descritos, por ejemplo, Carlos Gaviria en su fundamentalismo iluso y resentido, as√≠ como Gustavo Petro en su talento para mimetizarse y aliarse con quien sea para llegar a la presidencia de la Rep√ļblica. Colombia est√° advertida de esta realidad y los millones de hombres y mujeres que vemos en el socialismo o el comunismo el enemigo n√ļmero uno de la libertad, debemos estar prevenidos para adoptar, en las elecciones de 2010, la actitud que corresponde en momentos tan angustiosos.

Gaviria pretende comunicar una imagen de hombre liberal (como cuando apoyó la dosis mínima de droga), pero en el fondo es un retrógrado que anhelaría pertenecer a la Rusia soviética; para él, sólo una izquierda radical está en condiciones de resolver los problemas del país y por eso insiste en que es necesario llegar a las próximas elecciones presidenciales con un partido alineado con los más excelso de la fracasada izquierda internacional.

Pero, por su parte¬óm√°s vivo, m√°s consciente de las veleidades de la pol√≠tica y de la necesidad de utilizar trucos diversos para conseguir sus fines¬ó, Petro anuncia su disposici√≥n de hacer alianza con quien sea, siempre y cuando se trate de enemigos del presidente √Ālvaro Uribe V√©lez, que es como decir enemigos de la democracia. En las cuentas de Petro, si es capaz de unir a todos los resentidos y despistados, a todos que a pesar de la evoluci√≥n del mundo, creen que el fascismo es la soluci√≥n, la jefatura del Estado estar√° en su bolsillo.

Pero si existe esta diferencia de fondo y de forma (que en realidad no es muy grande, si se mira de cerca), la coincidencia es total entre los bloques de Gaviria y Petro en cuanto tiene que ver con el fin √ļltimo de su ejercicio pol√≠tico: ambos quieren traer el Chavismo a Colombia y ambos responden a un resentimiento sordo que surge de problemas personales diversos como los que hicieron de Hitler y su jefe de propaganda, Goebbels, dos agentes de la destrucci√≥n en la Alemania del Holocausto. De modo que no hay que creer en los purismos de Gaviria, ni en las alianzas de Petro, que est√°n disfrazados de ovejitas.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad