Publicidad
Publicidad
Jue Dic 8 2016
26ºC
Actualizado 11:44 am

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-18 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

No estoy de acuerdo con “mucha gente” que con malas expresiones se refieren a Piedad, que hasta han denigrado de su color; cuánta ofensa innecesaria, pero como dijo Jesús en la cruz .. “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”. Más vale una piel negra con alma blanca que muchos blancos con un alma negra.
Piedad es una mujer llena de energía por dentro y es la que ha llevado paz a muchos colombianos con la liberación de algunos secuestrados. Que Dios le dé mucha fortaleza para seguir en esta lucha y no dé pie atrás; más tarde le tendrán que reconocer y va a quedar por siempre en la memoria de los colombianos, en la historia, como ese ser valiente y compasivo que se expuso al peligro por conseguir un poco de paz para éste país.
¡Muchachos de las FARC! liberen todos los secuestrados porque ustedes aunque no tienen cadenas que los aten, también viven atados con el secuestro. El pueblo está cansado y no apoya sus ideas.

Marina Cortés de Plata

La ciencia y la realidad

Actualmente tendemos a llevar los debates al terreno de las emociones, dando lugar a una exaltación de las pasiones que no llevan a nada más que a ofuscar la mente. Últimamente leo en muchos medios cartas al director, donde se trata de la teoría de la evolución. Efectivamente, ¿qué ocurre con esos asuntos que se encuentran en el límite entre la ciencia, la filosofía y la religión? ¿Es la ciencia la que tiene que dar la última palabra en los asuntos de la realidad?
Hay gran especialicación en todos los niveles del saber humano, de manera que se tiende a creer que lo que uno sabe es la última palabra en el conocimiento. La ciencia, tal y como la conocemos, tiene como fin estudiar de qué están hechas las cosas y cómo funcionan. Pero cuando nos preguntamos sobre la esencia de algo y sobre cuál es el fin de eso, debemos usar la filosofía y la teología, que son otros ámbitos del saber.
Por eso, si todo conocimiento se reduce a lo que la ciencia aporta, entonces vemos una muy pequeña parte de la realidad.
El método científico sólo se puede ceñir a lo material.

Cuando el científico habla de temas espirituales, está haciendo uso de la filosofía o de la teología. Eso es legítimo.
Pero lo material no es lo único que existe. Efectivamente, por el sólo hecho de estar de acuerdo o no con este artículo, ya se está poniendo en marcha la parte espiritual del hombre y no se está haciendo ciencia. Hay algunos temas del saber que se encuentran en el límite de lo material y lo espiritual, y que debido a no saber abordar el problema, ha dado lugar a muchos errores. Uno de esos temas es el que atañe al origen del hombre. Por distintos caminos de la física, biología, antropología, anatomía... se ha llegado de una manera muy rigurosa a que la evolución es un hecho.

José Antonio Calvo

Bucaramanga: ¿Caos urbanístico?

En estos días, ante el fallecimiento de mi padre, me pregunté: ¿Qué clase de ciudad vivió él? Ante el cuestionamiento recordé cómo era la ciudad señorial de nuestros ancestros; espacios abiertos, parques con fuentes, andenes donde se podía caminar, casonas con solar, árboles, casaquintas sin rejas, lo cual generaba interacción humana, una ciudad más humana, donde no estaban acentuadas las diferencias sociales.
Hoy la ciudad es una pesadilla de cemento, falta planeación urbanística, no se piensa en el bienestar colectivo sino en intereses mezquinos y personalistas, Cabecera y Sotomayor, barrios señoriales donde daba gusto caminar con árboles y amplios andenes, fueron cambiados por congestión y hacinamiento.
Hoy se vive entre cuatro paredes de concreto, sin contacto con la naturaleza donde impera lo gris y la mediocridad mundana, ya que el hábitat nos mata el espíritu.

Ante la reforma urbana planteada, me cuestioné ¿Cuántos parques se harán?, ¿Cuántos espacios abiertos y arborizados habrá?, ¿Cuántas zonas de juegos infantiles o andenes o lugares de esparcimiento se van a crear?
Ojalá que no sea otra Ciudadela Real de Minas, donde un magistral proyecto fue cambiado por intereses mezquinos. Créanme que añoro vivir en una casa con solar, como en mi niñez, que en una mole de cemento donde nadie se saluda y se vive preso en el ostracismo y lo asocial.

Sergio Eduardo Toledo B.


Quejas de mi barrio

Agradezco a Vanguardia Liberal por la atención de esta queja. En el barrio Comuneros tenemos una gran cantidad de huecos. Algunos de ellos se encuentran ubicados en la carrera 21 entre calles 6 y 7. En este trayecto hay 2 huecos.
Otro está ubicado en la calle 8 No. 21-02. Algunos vecinos lo que hacen es rellenarlos con piedras y otras cosas para impedir accidentes. Pero ya estamos cansados de esta situación. Tenemos también dos huecos ocasionados por alcantarillas que les han quitado la tapa y éstos sí han ocasionado accidentes; están ubicados en la calle 7 con carrera 21 esquina. Les agradecemos de todo corazón la ayuda que nos puedan prestar, ya que estos problemas los tenemos hace más de 2 años. Ya es hora de solucionarlos.

Martha Liliana Valencia Rey

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad