Publicidad
Publicidad
Mié Dic 7 2016
22ºC
Actualizado 05:06 pm

¿En qué va el país? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-20 05:00:00

¿En qué va el país?

¿En qué va el país?

La vida de los individuos depende de la evolución de la sociedad a la que pertenecen. Es por ello que la política, que es simultáneamente ciencia, arte y, ante todo, ejercicio de organización y conducción del poder para orientar las relaciones sociales hacia fines de común interés, debe ocupar la atención de todos los gobernados y en general, de quienes se encuentren incluidos en el campo de cobertura de las decisiones surgidas de la acción pública.

Mientras el mundo afronta el embate de una crisis económica cuyas dimensiones hacen recordar la devastadora depresión de los años treinta del pasado siglo, gobiernos y legislaturas de países industrializados y naciones en vía de desarrollo hacen gala de inagotable imaginación en busca de las fórmulas que permitan reactivar la actividad económica, igual la productiva que la financiera, severamente golpeadas por los sentidos efectos de la contracción de los negocios en la potencia norteamericana. Pero ¿cuáles son los asuntos que colman las agendas del Gobierno Nacional, el Congreso de Colombia y los directorios de los partidos políticos más representativos de la opinión ciudadana?

¿Se insistirá en debatir sobre la reelección indefinida? ¿Es acaso esta cuestionada posibilidad política, aún no contemplada en nuestro ordenamiento jurídico, conveniente para la marcha de la sociedad colombiana hacia una democracia auténtica, en la que la libre escogencia electoral se vea acompañada de un sistema caracterizado por la justicia en la distribución de la riqueza, el ingreso y las oportunidades? ¿Justifica el innegable avance en la recuperación del orden público en el territorio patrio, la perpetuación en el poder del gobernante acertado en tan importante logro?

No parece suficiente lo que gobierno y legisladores han hecho en procura de la reactivación de la economía nacional o, más importante aún, en la prevención de mayores dificultades, en términos de quienes piensan que la crisis aún no nos ha golpeado en forma contundente. Si es lo último, con mayor razón se hace urgente y trascendental el trazar un plan de emergencia para encauzar las medidas de política económica que los conocimientos y la experiencia indiquen, para poder salir avante de la convulsionada época presente. Seguir consumiendo inteligencia y esfuerzos de acción en el debate reeleccionista no es solo inútil, sino que raya en lo irresponsable.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad