La palabra destructora, semilla del conflicto | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-20 05:00:00

La palabra destructora, semilla del conflicto

Sin lugar a dudas debemos considerar la cr√≠tica destructiva como uno de los factores que da origen al conflicto que por tantos a√Īos ha azotado a nuestro pa√≠s. La incapacidad de construir sobre lo que el otro ha creado y la err√°tica destrucci√≥n del trabajo del otro a trav√©s de cr√≠ticas irresponsables, constituyen un obst√°culo en el desarrollo de nuestra sociedad.
La palabra destructora, semilla del conflicto

La inhabilidad de los colombianos para debatir los problemas y desafíos de nuestra nación sin caer en el irrespeto, no permite que las comunidades establezcan diálogos funcionales y productivos que le den paso a una sólida unificación de la sociedad civil, en torno a unos objetivos comunes y a la solución de las mismas problemáticas.

Cuando el hombre pone su palabra y su capacidad de cr√≠tica en funci√≥n de la destrucci√≥n, se convierte en el primer paso hacia el conflicto; la peque√Īa semilla de un gran problema. No ser capaces de encontrar el bien com√ļn por la v√≠a de las ideas y los argumentos, nos lleva a enfrentamientos que le abren las puertas a la violencia, entendiendo √©sta no s√≥lo como maltrato f√≠sico, sino tambi√©n como maltrato psicol√≥gico.

A√Īos atr√°s cuando se formaron las guerrillas de izquierda, sus l√≠deres fueron incapaces de organizarse como grupos pol√≠ticos estables y conseguir el apoyo de las mayor√≠as, precisamente por el odio, el resentimiento y la amargura que transmit√≠an en sus cr√≠ticas contra el gobierno de aquella √©poca. M√°s all√° de la diferencia de unos ideales frente a otros, los precursores de los mismos deben mantener la tolerancia y el respeto como sus mejores aliados en la promoci√≥n de los que se consideran partidarios. Nunca la gente querr√° como gu√≠a, liderazgos que transmitan resentimiento y promuevan la violencia.

Es necesaria la cr√≠tica, pero para consolidar aquella Colombia de paz que so√Īamos, es imperativo que entendamos dicha pr√°ctica como un camino para unirse a la soluci√≥n de los problemas de la naci√≥n. El pol√≠tico, el joven, el empresario, el periodista y el ciudadano del com√ļn que quiera realizar una cr√≠tica, debe utilizar su potencial humano para construir y no para destruir.

Hagamos de nuestra palabra una constructora de patria y superemos juntos los obstáculos que encontramos para solucionar el conflicto; la decisión está en nuestras manos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad