Publicidad
Publicidad
Dom Dic 4 2016
21ºC
Actualizado 07:36 pm

La crisis de la lógica y del indicio | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-20 05:00:00

La crisis de la lógica y del indicio

Tiene este escrito dos prop√≥sitos: primero, evidenciar que la prueba indiciaria entr√≥ en crisis a partir del manoseo period√≠stico al que se ha visto sometida y, segundo, reivindicar la intangibilidad de la ¬ďsana cr√≠tica¬Ē, como esquema en el que la libre apreciaci√≥n de la prueba recae sobre el juez, letrado perito en l√≥gica formal y humanidades, cuyas valoraciones deben, por el bien de la democracia, s√≥lo someterse a la doble instancia judicial, pero no al escrutinio p√ļblico y descalificado.
La crisis de la lógica y del indicio

Caigo en la tentaci√≥n ¬Ėantes autocensurada- de referirme a temas jur√≠dicos, por asombro ante la imprecisi√≥n con la que los pronunciamientos de los jueces se ventilan en la prensa y por la reciente discusi√≥n sobre la valoraci√≥n de pruebas del expediente de Yidis. No tomo partido, pero extraigo ense√Īanza.

El indicio -como prueba que permite demostrar la ocurrencia de un hecho desconocido, a partir de un hecho conocido, por la relaci√≥n de causalidad de aquel con √©ste debe ser objeto de delicado estudio, pues su aplicaci√≥n exige cuidado tal, que no es extra√Īo referirse al juez como a un ¬ďcirujano de los hechos¬Ē. Por eso los aprendices de Derecho deben dedicar muchas horas en la escuela de leyes a la aplicaci√≥n de la l√≥gica jur√≠dica. En materia indiciaria, la jurisprudencia criminal, por ejemplo, ofrec√≠a piezas de an√°lisis de portentosa elaboraci√≥n. Recuerdo con especial afecto la cita de una conocida y antigua sentencia del Tribunal Superior de Bucaramanga, que inclu√≠a el maestro Antonio Vicente Arenas en su texto, para ambientar el estudio del indicio.

De otra parte, el estudio de la ¬ďl√≥gica formal¬Ē, aunque no aparece expl√≠cito en las generaciones recientes de abogados, se va tejiendo en cuanto avanzaba el esfuerzo de interpretaci√≥n de la ley. Un abogado ajeno a los principios de la adecuada estructura del pensamiento (l√≥gica formal), torna la ¬ďsana cr√≠tica¬Ē en una mezcla deshilvanada de espasmos en forma de ideas, que se acomodan ileg√≠timamente a la conclusi√≥n que se quiere obtener, sea dirigiendo los hechos o pas√°ndolos por alto (wishful thinking o willful blindness, dicen los americanos). Por ello resulta tan necesaria la inclusi√≥n de la c√°tedra de ¬ďl√≥gica formal¬Ē entre quienes se dedican a informar y a opinar sobre los hechos p√ļblicos y, por ello, es tan absurdo que sigamos d√≥cilmente alimentando la ¬ďjusticia espect√°culo¬Ē que hoy se practica.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad