No hay derecho | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-20 05:00:00

No hay derecho

Definitivamente no podemos entender cómo funciona, operacionalmente, la justicia laboral en esta ciudad.
No hay derecho

Desde hace dos años los abogados hemos venido esperando la implementación del modelo oral en el manejo de los procesos laborales, para lo cual se construyeron unas pequeñísimas salas de audiencia en donde la incomodidad será la norma general.

Igualmente, detrás de esos minúsculos salones está el juzgado y por lo que hemos visto, ese habitáculo no es idóneo para su funcionamiento dado que, por su estrechez, apenas si caben, muy apretujados por cierto, los empleados del despacho.

El encargado de la administración del Palacio  tomó la decisión de trasladar un despacho tradicional a ese minúsculo espacio, creando una situación imposible de aceptar, pues en tales condiciones cualquier diligencia que deba hacerse es un imposible físico ya que literalmente en él no caben personas diferentes a los trabajadores judiciales, toda vez que el diseño no se hizo para este tipo de actividad.

Tal como está el Juzgado Tercero Laboral del Circuito, en las condiciones de hoy, su funcionamiento es un verdadero atentado contra la salud ocupacional de sus trabajadores, así como también un perfecto irrespeto con ellos y con quienes deban presentarse a cumplir cualquier diligencia, en razón a la absoluta carencia de espacio para simplemente contenerlos.

Todo proceso en su etapa de pruebas, lleva al despacho dos abogados y el testigo, es decir, tres personas como mínimo; pero llegado el caso puede ser el doble o el triple si los demandados son dos o tres personas simultáneamente. Además, cada despacho fija hasta tres audiencias al mismo tiempo y en las condiciones en que está el Juzgado será imposible desarrollar, con la dignidad que merece, la administración de justicia.

Tampoco existe un espacio adecuado para atender  a quienes deben acudir a ese despacho, pues tan solo existe una ventanilla pequeña, metida en una especie de zaguán y absolutamente incómoda.

No hay derecho a que el Consejo Superior de la Judicatura no piense en las personas antes de tomar decisiones como la que hemos comentado, situación que los abogados que ejercemos la profesión rechazamos de manera tajante.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad