Spinosa un maestro de lo cotidiano | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-21 05:00:00

Spinosa un maestro de lo cotidiano

Las picas, las palas, los azadones, elementos de la cotidianidad de los hombres que viven de la tierra, que la ara√Īan a diario con la esperanza de tener el pan de cada d√≠a; los tiestos donde se asa esa maravillosa arepa amarilla, con su olor y sabor caracter√≠stico de estas tierras agrestes, los rostros que escudri√Īan y enjuician el presente y los instrumentos musicales que se recrean con los trazos fuertes son todos parte de ese mundo imaginario de figuras y colores que Guillermo Espinosa nos ha venido regalando a trav√©s de los tiempos.
Spinosa un maestro de lo cotidiano

Su creatividad se recrea con lo elemental. De allí nace ese espacio multicolor que ha caracterizado una obra que se consolida como una expresión de lo local, pero que va más allá de nuestros propios límites.

El maestro Spinosa, un hombre sembrado por la sencillez misma de la naturaleza, naci√≥ en medio del verde de todos los colores, rodeado siempre por esa tranquilidad que regala el suave viento de las monta√Īas y la musicalidad misma de la piel de los √°rboles.

Su pintura refleja el amor a la vida y el sentimiento maravilloso de sentirse de aqu√≠, de este pedazo de tierra que nos pertenece y donde el paisaje nos da la posibilidad de la universalidad misma. Un color y un sentido de lo propio. Un asombro frente a lo elemental. Un ni√Īo que juega con las latas que guardan el arco iris. Un hombre que siente muy adentro de su coraz√≥n el hacer de los colores, su propia existencia.

Guillermo naci√≥ para la pintura. Adentro, en lo profundo de su alma, est√° el ni√Īo que ha sido y que ha jugado siempre moviendo sus manos, tejiendo los colores de esa red inmensa en que se ha convertido su obra. Su solidaridad, su generosidad y su amor por los suyos recrean ese espacio de vida que le dio la fortaleza para ser lo que es hoy el Maestro, un hombre que sabe afrontar las dificultades, que siente muy adentro de su alma la amistad y el aprecio de muchas gentes de este Santander de siempre.

En estas √ļltimas semanas, se le han rendido homenajes: en la Casa del Libro Total, lugar donde hoy se ofrece al p√ļblico la exposici√≥n de su obra, y, unos d√≠as antes, en el Museo de Arte Moderno, donde¬† sus obras y la presencia misma de Guillermo fueron un motivo para el reencuentro; su mirada se llen√≥ de recuerdos y en el ambiente se sinti√≥ la fraternidad del abrazo y la alegr√≠a misma de las palabras.

Sentimos, a pesar de las circunstancias que vive, que est√° ah√≠, dispuesto como siempre a corresponder a la amistad y al cari√Īo de sus amigos. All√≠ esta √©l con su magia que nos regalan el silencio de los elementos y la placidez misma que deja la esp√°tula en el lienzo. Est√° su obra, cargada con la energ√≠a de un hombre que ha venido construyendo sus sue√Īos con los colores del coraz√≥n.

PERFIL DISTINTO

Sus instrumentos musicales, tarros de pintura, brochas, sillas, llaves, herramientas y objetos de la vida doméstica, son transformados en obras de arte, con una sutileza plástica que contrasta con la tosquedad de esas formas.

Hay en la obra abstracta del artista la elementalidad y la riqueza de los Hai-Kai, esos poemas japoneses compuestos con solo tres o cuatro líneas.

Spinosa trajina por terrenos difíciles que él mismo se impone; por ejemplo, usa, aunque cautelosamente, colores fluorescentes con los cuales imprime efectos de luz a esos grafismos que ilustran una bicicleta, un rodillo, una herramienta. Sin embargo, sus materiales más usados son acrílicos y óleos.

La pintura actual de Spinosa se mueve dentro del campo de lo gestual y espont√°neo, sin elaboraciones ni trucos. Apoy√°ndose en el accidente dirigido para efectos compositivos.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad