Los ovinos tropicales de pelo | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-22 05:00:00

Los ovinos tropicales de pelo

igrinis Consuegra un libro interesante sobre la explotaci√≥n de este singular animal, catalogado como peque√Īo rumiante. Interesante, pues esta especie es muy rentable, su conversi√≥n en carne es superior a los vacunos.
Los ovinos tropicales de pelo

Ha logrado subsistir por varios siglos a pesar del maltrato y desprecio con que se le manej√≥¬† desde que vino a Am√©rica en las Naos repletas de esclavos de √Āfrica. Recuerdo en Puerto Wilches que los remolcadores que tra√≠an ganado vacuno para la Hacienda Yariry de los Espinosa Valderrama o de Don Eduardo Remolina, al abrir sus compuertas desembarcaban unos extra√Īos ovejos de pelo rojo que nos causaban admiraci√≥n.¬† Admiraci√≥n de hombres y mujeres, que jam√°s vieron animal tan testiculado siendo tan peque√Īo.

Bolas de ovejo apodaron a un hombre atacado de varicocele o ¬ďpotras¬Ē,¬† una voluminosa inflamaci√≥n del escroto. No se de d√≥nde vendr√≠an estos animales pero supongo que por el Caribe, trasladados a los remolcadores del R√≠o Magdalena y desembarcados en los pastizales de Wilches. En las haciendas nunca se les puso atenci√≥n, se criaban a la de Dios, ni tampoco eran de nadie, el que lograba coger uno se lo llevaba para su olla. Los camuros eran para los velorios, la Navidad y para cuando llegaran los pol√≠ticos.

Don Hernán Camargo era de los que más tenía en sus fincas. Hugo León Cruz  el abogado del pueblo, experto en leyes, no fue a ninguna universidad, pero sabía todos los vericuetos de los códigos y de las debilidades de los políticos y funcionarios por la buena mesa. Casi extermina esa singular especie de ovejos de pelo; siempre tuvo a quién agasajar o a quién despedir de este mundo. Tantas veces comió camuros  Don Hernán Camargo y tantas veces alabó en discursos la generosidad del experto en leyes, sin saber que los camuros eran de su corral, que alguien al fin le contó.

Mont√≥ en c√≥lera e hizo la mayor degollina de camuros que se recuerde. Buen libro el de Memo Nigrinis,¬† aunque creo le faltaron algunos temas, pero es un buen estudio en una modest√≠sima edici√≥n. De Nigrinis se podr√≠a hacer un libro;¬† hered√≥ de los Consuegra algo de locura, la obstinaci√≥n y terquedad y de los Nigrinis, aventureros italianos, su desaforado gusto por los espaguetis. Fabrica un concentrado en pr√°cticos bloques para p√°jaros y rumiantes, en la clandestinidad, con la licencia de quienes lo usan por ser excelente. Siempre atajado por normas absurdas, pero ah√≠ va, derrotando al pa√≠s del no se puede, de los papeles, de los sellos.¬†¬† √Čxitos con su libro.

Para hacer de este escrito un popurr√≠, hoy domingo en la noche, 7 p.m., se presenta en el Club Campestre de Zapatoca, (Club con¬† canje con el Club de los Lagartos en Bogot√°), la Orquesta La Trastienda. Clarinete, Carlos Lozano. Flauta Vladimir Quesada. Bater√≠a, Samuel Ib√°√Īez. Contrabajo, Carlos Acosta. Piano, Jes√ļs A Rey. Cantante Marta Rey. Consuetas Gaby de Rey y Yolanda Carrillo. Y el conjunto de danza y tango de Pedro Pablo Contreras. Es puente, no se preocupen $ 3.000 la entrada.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad