¡Pobres peatones bumangueses! | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Dic 15 2017
20ºC
Actualizado 09:47 pm

¡Pobres peatones bumangueses! | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-22 05:00:00

¡Pobres peatones bumangueses!

¡Pobres peatones bumangueses!

Transitar a pie por nuestras calles se ha convertido en suicida o heroico. Debido a la reducida área de nuestra meseta y a un desarrollo urbano anárquico, no podemos pretender como los bogotanos y paisas, pasear por amplios andenes y alamedas y hacer uso de ciclovías. Pero ciertamente y sin mucha dificultad, podemos mejorar la movilidad peatonal en muchos aspectos.

Comencemos por los andenes, cada vez más estrechos y en peor estado. Son tantos sus obstáculos que los minusválidos o en sillas de ruedas no pueden salir de sus casas convertidas en prisiones, y es una osadía para quienes nos aventuramos a caminar por ellos. Las gradas y declives superan la imaginación en sus formas y tamaños. Hay verdaderas trampas mortales como las entradas a ciertos parqueaderos que rompen abruptamente el paso. Sobre ellos se acumulan desechos de obras y de basura, otros están tomados por vendedores, indigentes, limosneros, avisos y negocios.

Algunos están convertidos en muladares y matorrales. En algunos hay más grietas que cemento. En varios casos están hechos con materiales (en ocasiones muy bonitos) deslizantes que, cuando están secos son aptos para acróbatas, no para caminantes normales y cuando están húmedos parecen pistas de patinaje sobre hielo. Planeación municipal, sin mucho esfuerzo, podría arreglarlos de acuerdo con especificaciones técnicas y de seguridad. Si no hay dinero se puede recurrir a un impuesto de valorización o a una contribución anexa al impuesto predial. Los honorables concejales podrían colaborar, obviando los impedimentos jurídicos.

Algunos lotes vacíos, muchas veces sin adecuado cercamiento, se han convertido en basureros, sanitarios públicos y refugio de delincuentes.
Circulación puede colaborar también en muchos aspectos.
Los automovilistas han convertido en parqueadero los lugares públicos: andenes, prados, parques etc..  ¡Que vuelvan los cepos y acaben con semejante anarquía! Cuando cambian a verde los semáforos, no se fijan en los transeúntes distraídos, osados o lentos.

Pero el peligro mayor es el de los motociclistas imprudentes que a velocidades escalofriantes aparecen de improviso por todas partes. Se convirtieron en amos de los andenes y aún de los parques ante la mirada impávida de las autoridades. Para ellos la contravía no existe. Arrancan como flechas en los semáforos y sus curvas son espectáculo de circo. No les importa su vida ni la de los demás.

Reconozco que en muchos aspectos nuestra ciudad está en crisis y parece en obra negra debido a las obras de Metrolinea y al auge de la construcción, y que en unos años lucirá más bella y será menos arriesgado caminar por ella. Pero parecería que a las autoridades se les hubieran descargado las pilas.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad