No le tape a su hijo el sol con un dedo | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-23 05:00:00

No le tape a su hijo el sol con un dedo

En la prensa, la radio, la televisión y la Internet. No importa cual sea el medio de comunicación, el día, la hora y el lugar. Cada segundo cuentan historias que desafortunadamente no se escapan a los tintes de violencia, aberraciones sexuales, estereotipos de vida superficiales y demás aspectos que muchos padres de familia consideran que pueden ser impactantes para la vista de un menor de edad. En este caso, sus hijos.
No le tape a su hijo el sol con un dedo

“¿Acaso no hay cosas más interesantes de qué hablar?”, “A los medios de comunicación sólo les importa vender y no piensan que los niños pueden estar expuestos a mensajes para los que no están preparados”, dicen muchos adultos para quienes la solución es apagar el televisor, cerrar las páginas del periódico y bloquear el acceso a Internet porque no quieren que sus hijos se enteren del lado oscuro del mundo.

¿Prefiere que la vida real tome a su hijo por sorpresa? ¿Que él se sienta indefenso porque sus progenitores nunca lo educaron para enfrentarla? ¿No es mejor mostrarle a su hijo la vida tal y como es, y decirle lo bueno y lo malo?

A cuestionamientos como estos se suma la voz de profesionales y expertos que señalan que no es bueno tapar el sol con un dedo. Los niños y jóvenes que se forman aislados de la realidad son más vulnerables e influenciables a lo que se conoce como ‘lo malo’. Esto, por la curiosidad de explorar aquello de lo que en casa nadie les habló.  

La importancia de hacerlo

“Ni mucho que queme al santo ni tan poco que no lo alumbre”.

En esta frase lo resume la psicóloga Zulma Castañeda Collazos, consultora en desarrollo humano, quien señala que los padres de familia deben entender que para comprender la realidad se requiere de madurez intelectual y afectiva, algo que los niños no tienen.

Por eso, si al menor se le hace ver o saber algo fuerte, puede terminar afectándolo, ocasionándole algún trauma o volviéndolo prevenido, temeroso y con mecanismos de defensa constantes.

Papá y mamá deben reconocer las etapas de desarrollo afectivo e intelectual del menor, con el fin de detectar hasta qué punto está en capacidad de entender ciertas cosas. Es importante tener en cuenta que los niños perciben las cosas tal y como se las muestran, y no como son en esencia. De ahí lo importante de la precaución que deben tener los padres de familia al momento de abordar el tema.

“No creo que sea buena idea hablarles de cosas negativas antes de los cinco años. A esa edad el niño aún no está en condiciones de comprender. No se les debe anticipar algo que no comprenden”, afirma la psicóloga, al tiempo que agrega que lo mejor es esperar a que el niño por sí mismo vaya preguntando a la par de lo que va descubriendo. No se trata de ocultar, se trata de no dar la información de manera ‘cruda’ sino de acuerdo con su entendimiento.  

También, señala Zulma Castañeda Collazos, es bueno conocer cuál es la razón de la curiosidad del niño.

“A veces los padres por temor a que sus hijos sufran y repitan esos aspectos negativos de la sociedad, optan por no decir lo que es, provocando como consecuencia que en el futuro sus hijos sean personas incapaces de enfrentar situaciones fuertes, ante situaciones difíciles desconocerán los mecanismos de protección, no teniendo bases para enfrentar conflictos, duelos ni asumir una posición crítica. Esto, porque desconocen aquello a lo que están enfrentados”, puntualiza la psicóloga.

 

Vea además en la edición impresa

  • La vida no surge en una burbuja
  • Consecuencias
  • LISTA / Tarea de padres La psicóloga Zulma Castañeda recomienda:
  • preguntas y respuestas / Sea un libro abierto
Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad