Quiero ser un buen papá | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Dic 14 2017
22ºC
Actualizado 10:13 am

Quiero ser un buen papá | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-23 05:00:00

Quiero ser un buen papá

Quiero ser un buen papá

Yo no quiero fallar en la educación de la niña. Mi esposa dice que debo sacar más tiempo para estar con ella pues tengo que trabajar y muchas veces llego tarde en la noche y ella ya está durmiendo.

Quisiera saber qué puedo hacer para ser un mejor papá.

RESPUESTA

Distinguido señor: Hoy más que nunca debe asumir a conciencia su valioso papel como padre de una linda niña que necesita el cariño, la imagen afectiva y cercanía del ser que le dio la vida.

Más que papá debe ser su conductor, amigo incondicional, consejero y facilitador al lado de su querida esposa.

Deben brindarle a su hija, a través de sus experiencias y la respuesta clara de sus inquietudes, una visión realista y objetiva de su porvenir.

Intégrense a la institución educativa donde se forma y sigan siendo los mejores padres del mundo. Dios  bendiga su hogar.

REFLEXION

Aquello que siembras hoy, será el fruto que cosecharás mañana. Traer un hijo al mundo es la responsabilidad más grande que un ser puede asumir en el transcurso de su vida.

Es una misión sagrada que debe cumplir mientras viva, porque a pesar del paso del tiempo los hijos seguirán siendo su mayor orgullo y preocupación.

Esto implica que se debe preparar para conocerlos, guiarlos sabiamente por el camino del bien, la verdad y el  amor.

Será una labor sagrada que se intensifica cuando comienzan su etapa de cervatillo (3 a 7 años) donde logran estructurar el 70% de su personalidad. Es la fase del por qué y para qué. Todo lo preguntan y esperan recibir una respuesta clara, concreta y realista para saber y formar su conocimiento.

De acá se desprende la forma cuidadosa, sencilla y objetiva como se les debe responder, complementando la formación integral que reciben en el colegio.

Papá y mamá: Los hijos deben vivir en un ambiente luminoso y alegre, donde se respire confianza, fe viva, comprensión, motivación, respeto y mucho amor.

Los hijos seguirán siendo el regalo más bello que Dios y la vida les ha podido conceder. ¡Manos a la obra!

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad