Publicidad
Publicidad
Mié Dic 7 2016
25ºC
Actualizado 01:36 pm

Temas Urbanos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-24 05:00:00

Temas Urbanos

Leyendas.- No basta con declararle amor al país o a la ciudad, usar manijas o escuditos con su bandera, la mano al pecho y declarar apátridas a quienes tildan esas cosas de ridículas.
Temas Urbanos

En el Antiguo Testamento el Dios que todo lo puede, ordenó abandonar la ciudad por ser antro y sitio de perdición, leyenda propia de organizaciones agrarias dominantes, donde el campo es escenario privilegiado para la inocencia y las “buenas” costumbres. Hoy las ciudades atraen pobladores convencidos de que montando un negocio se sale de la olla; así se vienen transformando en una tienda regada por todas partes donde se vende lo mismo. Que la delincuencia se acaba matando a los delincuentes, de la misma manera que las protestas sociales desaparecen persiguiendo a los inconformes, sin que nada importen las causas del descontento.

Cuatro leyendas, tan solo leyendas, que desvían el manejo de la ciudad hacia metas irreales, poco acertadas por paradoja en un medio pragmático donde se exige ir al grano, mientras la ciudad sigue ahí en su proceso de deterioro; al punto que si quiere arriesgarse o castigarse, vaya al centro a realizar una gestión; para no hablar de otras zonas donde no se puede ir.

Y como desde la Presidencia de la República se repite, que al gobierno no le interesa lo que digan los columnistas antes llamados voceros de la opinión pública, pues el ejemplo cunde; lo que aquí se diga sobre el estado de la ciudad es cantaleta, además, un martes después de puente. No hay voluntad política para meterle el diente en serio a los problemas sociales; cuando mucho se esbozan macroproyectos refulgentes desempolvados según la ocasión; así va el de los viaductos y pasos elevados, porque de la educación para la ciudad nada se habla.

El país está enseñado a estas ofertas que terminan en leyendas o en largas etapitas: el túnel de La Línea, la vía por El Escorial, canal interoceánico, Hidrosogamoso, carretera a Barranca. Sin embargo, hay decisiones que no se pueden tomar lentamente. ¿Se imaginan una orden a los ingleses para dejar de conducir por la izquierda, primero a los buses y años después a los automóviles?

ADENDA: Ahora también tenemos Millán Astray gritándole abajos a los intelectuales y vivas a la muerte, como en el franquismo sacando a Unamuno de Salamanca.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad