HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-24 05:00:00

HAGASE OIR

¬ďZorros¬Ē y ¬ďalcahuetes¬í Hay funcionarios zorros y alcahuetes/ que nunca cumplen con nuestra sociedad/ son pan talleros de unos medios/ que siempre faltan al honor de la verdad Se extralimitan u omiten lo que sea/ envenenando la conciencia y la verdad/ sembrando tiran√≠a por donde quiera/ y resistiendo m√°s y m√°s la sociedad.
HAGASE OIR

Injustas roscas desplazan a la gente/ de su barrio, su finca o su parcela/ no hay justicia, la reina es la injusticia/ no se oyen quejas, reclamos o tutelas.
A ejecutivos mi queja en hora buena/ para poner los pies sobre la tierra/ con un control que controle los delitos/ y así evitar los petardos de otra guerra.

Alberto Flórez Flórez

Mujer valerosa

Ayer viajaba en bus urbano y en un alto en el camino, el conductor dej√≥ subir a una mujer modesta pero pulcramente vestida, portando un arpa llanera, instrumento melodioso pero realmente inc√≥modo para introducir en un bus lleno de usuarios; parec√≠a no importarle su peso, y despu√©s de saludar, empez√≥ a digitar con maestr√≠a impresionante las cuerdas que llenaron de m√ļsica el recinto. Su voz no era la de una alondra, pero ella le pon√≠a todo su coraz√≥n para que sus canciones llegaran al alma de los oyentes; no supe su nombre, y posiblemente ella no recibi√≥ una flor en el d√≠a de la mujer, porque sus manos y su coraz√≥n estaban ocupados sacando a su arpa la m√ļsica que le permite alimentar, vestir y educar a sus hijos, pero en esta artista an√≥nima queda depositado mi respeto para todas las mujeres que sin descanso luchan para levantar a sus familias y hacer al hombre m√°s llevadera su propia existencia; a los varones les recuerdo que ni siquiera Jesucristo pudo nacer sin una mujer que hiciera posible su llegada al mundo. Amor y respeto para la mujer y ni siquiera un golpe con el p√©talo de una rosa.

Dídimo Rivera Salgar

Ruidosos sin ley

Quienes queremos la ciudad registramos complacidos la noticia de la reglamentaci√≥n de la ¬ďley del comparendo ambiental¬Ē por parte del Concejo de Bucaramanga, para que a la fuerza se tome conciencia, sobre todo en vendedores ambulantes, como el caso de los de tinto, cuyos vasos pl√°sticos vemos por todos lados, as√≠ como quienes distribuyen volantes de publicidad.
Recuperar el Centro es el lema actual en el que está comprometida la Alcaldía desde el parque Centenario hasta la carrera 15 entre calles 34 y 36; pero lo que no se menciona es lo relacionado con la contaminación auditiva.
La Secretaría de Hacienda Municipal expide licencias de funcionamiento a locales que no cumplen con los mínimos requisitos como el de aislar y hacer los ajustes sanitarios necesarios que impidan la propagación del sonido hacia las afueras del negocio, y es así que estamos rodeados en una sola cuadra de cuatro de ellos a saber:

*La taberna Llamarada, ubicada en la carrera 15 entre calles 35 y 36.
*El restaurante-bar Al trote, ubicado en la carrera 15 con calle 36 esquina.
*El restaurante- bar Santo Domingo, ubicado en la carrera 16 con calle 37.
*Una cantina, ubicada en la carera 15 No. 37-35.
Estos dos √ļltimos son los que m√°s generan ruido en horas de la noche. No es justo soportar la contaminaci√≥n auditiva en horas del d√≠a, para continuar una peor en la noche. Se llama a la Polic√≠a, ellos acuden, de momento le bajan al volumen, pero a los diez minutos la situaci√≥n sigue igual. Esto no cambia, es todas las noches igual.
El llamado es a la Secretar√≠a de Salud y Ambiente, a la Secretar√≠a de Gobierno Municipal y al se√Īor Alcalde. Esto tambi√©n es recuperar el Centro para propios y extra√Īos que nos visitan.

N√©stor P√©rez Londo√Īo


Entre arrieros y pingos

En la polémica entre el  articulista Luis Ernesto Ruiz y Crótatas, me pica el deseo de interceder puesto que siempre he creído que las tercerías hacen parte de la justicia; definitivamente con tanta anomalía y reguero de injusticias el sapo se convierte en animal en extinción y más se vuelve obligación no sólo denunciar sino también proponer.
No es el chisme sino la comunicación como decía Montecristo, y digo yo, no es lucimiento o algarabía para llamar la atención sino la solidaridad, valor éste que me hace inclinar por Luis Ernesto y su afición a los fríjoles. Es claro y contundente que la envidia del santandereano pingo es un verdadero cáncer social, tanto, que nos dejó tres veces sin Presidente, siendo Serpa un soberano gallo de pelea.
Solidaridad invencible (pensamiento √°rabe: mi hermano y yo contra mi primo, mi hermano, mi primo y yo contra el vecino).
Por lo dem√°s en cuanto a las ¬ďevitas¬Ē, cualquiera se puede cansar de comer mute o fr√≠jol todos los d√≠as, o como dec√≠a mi madre ¬ďla comida en plato ajeno se ve mejor¬Ē.

Edgar Sanabria Becerra

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad