¿Indolencia o inoperancia? | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 18 2017
20ºC
Actualizado 05:07 am

¿Indolencia o inoperancia? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-25 05:00:00

¿Indolencia o inoperancia?

¿Indolencia o inoperancia?

Empezaron a finales del año pasado y se demoraron eternidades en el alcantarillado que estaban cambiando. Con mucha dificultad dieron paso apenas hace un par de semanas, sin haber rellenado a satisfacción por lo menos las roturas de pavimento que hicieron para hacer las conexiones domiciliarias, aunque con muchas dificultades se puede circular, con lo cual se han descongestionado un poco la 45 y la 36.

Pero quedó un pequeño problemita, el semáforo de la carrera 27 no funciona y como todos sabemos, la Dirección Tránsito y Transporte no existe y el señor Alcalde no se ha dado por aludido ante los innumerables reclamos que se han hecho por diferentes medios. No aparecen paleteros ni mucho menos agentes de circulación, los cuales están dedicados a casar infractores del pico y placa. Bueno es culantro pero no tanto, está comentando la gente con demasiada frecuencia.

El Alcalde debería tomar medidas serias en esta materia, antes de que cunda el pánico, como dice el Chapulín; porque lo anterior es solo un ejemplo de lo que está sucediendo en muchas partes de la ciudad en vías cruciales para la movilidad ciudadana. Todos entendemos y estamos resignados a la lentitud de las obras macro, las que se refieren a los corredores del tráfico del futuro Solo Bus, pero lo que corresponde al control directo de la gestión de los secretarios del despacho, no puede dar espera.

Los que votamos con entusiasmo por la Alcaldía del Dr. Vargas, empezamos a preocuparnos porque la gestión empiecen a calificarla muy pronto como indolente o ineficaz, tal vez soñadora de pronto, a convertirla en un centro internacional de negocios, lo cual se contrapone a la falta de eficacia en quienes se encargan de sus obras, de su aseo y del control vial; bueno sería que mirara menos éxito académico y más experiencia en gestión. Al final, quien termina pagando los platos rotos es mi querido amigo Fernando.

Coda.- No estaba en la ciudad la semana pasada para haber dado un estrecho abrazo de condolencia a mis queridos amigos de la familia Arango Rodríguez por la temprana marcha de Jorge Iván, Dios lo tenga en su gloria, paz en su tumba.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad