Publicidad
Publicidad
Jue Dic 8 2016
23ºC
Actualizado 05:56 pm

La doctora tiene huevo | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-07-30 05:00:00

La doctora tiene huevo

Fueron a la reunión familiar veinte personas en sus carros (ahora en Bucaramanga casi todo el mundo tiene eso), y el parqueadero de visitantes se quedó corto, así que, en estrato alto y todo, tocó dejar dos carros en la calle, que afortunadamente tiene espacio suficiente, y no tiene tránsito vehicular porque está cerrada. Ningún problema, según el celador.
La doctora tiene huevo

Pues sí hubo un problema: resulta que la vecina del segundo piso, una “doctora”, cambió de carro, y en vez del “Uno” tiene uno más grande, acorde con su nuevo estrato, pero le queda grande al meterlo al garaje, y con un automóvil parqueado cerca de la entrada se sintió incómoda; y como la “doctora” tenía que expresarse por ese atropello, subió a su apartamento y desde la ventana tapizó el carro con un bombardeo de huevos que ella había puesto por la mañana en la nevera. Fue su único argumento.

Ese es el problema, que el único argumento de los colombianos es la agresión, y no tal vez por las ofensas que nos pueda hacer otra persona, sino por las incapacidades propias, que salen a flote cada vez que hay cualquier tipo de situación. Si no, vean ustedes en los programas de cámara escondida cómo las personas –de cualquier nivel académico o económico– tratan de resolver la situación agarrando a golpes al bromista.

¿Es nuestra cultura? Tal vez. Pero nuestra cultura está siendo alimentada por estereotipos fundamentados en la violencia, del tipo “Tom y Dale”, que son criticados en Los Simpson, y que son expuestos constantemente en los medios de comunicación en Colombia, de la forma que sea, especialmente maquillados en las telenovelas espantosas, llenas de gritos y conflictos que se resuelven de manera absurda, y que absorben a los miembros de nuestra sociedad, cada día más ignorante, justamente a causa del consumo de estas porquerías y de rancheras norteñas.

El dueño del automóvil parqueado (él sí doctor de verdad) refunfuñó y todo, pero dejó las cosas así. ¿Qué tal que el hombre fuera de los mismos de la “doctora”? Con seguridad se hubiese generado allí un conflicto, con heridos o muertos, porque esa es la situación en Colombia, y el asunto es así: el tipo “ofendió” por el hecho de incomodar el parqueo de la doctora; ella, a su vez, se “desquitó” lanzándole un cartón de huevos al carro, y el hombre, ofendido hasta lo más profundo de su ser, sacó su revólver y partió a bala los vidrios de las ventanas. No, por suerte no fue así.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad