Se desapareció la agenda | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-07-30 05:00:00

Se desapareció la agenda

Pocas veces la Naci√≥n hab√≠a estado tan f√©rtil para recibir la palabra generosa y entusiasta de cualquier partido. Los ciudadanos est√°n a√ļn confundidos por tantos senadores presos, por los agarrones entre poderes p√ļblicos, por la desaforada lengua del presidente Ortega. Momento m√°s que propicio para que los l√≠deres de los partidos pol√≠ticos ¬Ėno necesariamente sus directores- aparecieran con su visi√≥n √ļnica y deslumbrante, pintando con su palabra la Colombia a la cual nos quieren llevar a vivir mejor.
Se desapareció la agenda

La realidad nos muestra algo totalmente opuesto. El jefe de la U, reci√©n guardado y su malqueriente aquelarre de colegas haciendo fiesta en los medios. El jefe de Cambio Radical, bajando tinto de verano a tutipl√©n en Espa√Īa; el jefe conservador¬Ö (¬ŅQui√©n es el jefe conservador?); el paisano jefe de Convergencia tratando de convencernos de que no lo pensionaron a la brava de la pol√≠tica.

Peor a√ļn va la cuenta de la oposici√≥n: el jefe del Polo, talante de jefe polaco de la cortina de hierro, contestatario culto presto a responder con excelente gram√°tica cualquier lance del presidente Uribe, pero sin una sola propuesta que concite el agrado y aprobaci√≥n de la ciudadan√≠a. El jefe liberal, ya que acab√≥ con el Nuevo Liberalismo y que no pudo con el uribismo, se fue contra el Polo: se quiere llevar a Lucho y a Petro. Parece m√°s preocupado por sumar tulas repletas de votos y agregar positivos en las encuestas de opini√≥n que de zurcir una coherente estrategia de lo que se merece Colombia.

Por eso √Ālvaro Uribe sigue reinando en las encuestas y en la calle. Porque propios y opositores est√°n m√°s pendientes del fog√≥n que de la presa del sancocho.

El √ļnico animal grande que se le puede ir encima a Uribe es precisamente la ciudadan√≠a que hoy lo sostiene alto en las encuestas. Desafortunadamente, el viento comenz√≥ a cambiar por cuenta de la econom√≠a: subida de intereses, inflaci√≥n a galope tendido, desempleo bajo presi√≥n y conato de huelgas. La tranquilidad econ√≥mica se volvi√≥ privilegio de pocos.

Es hora de que el equipo económico del gobierno muestre algo de magia que los haga merecedores del cargo. Si el arte es repetir sin discusión los textos de Boston o Londres, una guacamaya bien entrenada puede hacerlo. Algo de ingenio criollo puede aportar mucho y estamos en mora de verlo. En enero puede ser demasiado tarde.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad