HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-26 05:00:00

HAGASE OIR

Actitudes oficiales Me han ocurrido recientemente dos casos que pueden ilustrar bastante bien dos aspectos de la inoperancia de nuestras empresas de gobierno y la raz√≥n por la que estas contin√ļan siendo un obst√°culo para el desarrollo f√≠sico y moral del pa√≠s.
HAGASE OIR

La primera es en lo referente a la importaci√≥n de unos equipos de c√≥mputo especializados que por su complejidad traen peque√Īos accesorios como puertos de USB y tarjetas intercambiables por fuera del montaje mismo, pero obviamente disponibles para ser ensambladas. Una vez que lleguen a su destino final...de poco valor comercial, 9 en total, (de hecho ninguno sobrepasa los 12 √≥ 15 mil pesos contra una factura de unos pocos millones de pesos), sin embargo los cuidadosos oficiales de aduana los han ¬ďdetectado¬Ē y r√°pidamente le han informado al agente importador que esos alijos ser√°n ¬ďincautados¬Ē. S√≥lo se necesitaba sentido com√ļn para imaginar que equipos de esa naturaleza pueden llegar a ser enviados con esas piezas sueltas por protecci√≥n.....todo lo que gener√≥ la vergonzosa explicaci√≥n certificada que me vi en la obligaci√≥n de requerir desde los fabricantes en Taiwan, quienes asombrados por ese nivel de pobreza intelectual y moral.

La segunda fue mientras realizaba una consignaci√≥n en el Banco de la Rep√ļblica, que cuenta con 7 ventanillas de atenci√≥n al p√ļblico pero de las cuales s√≥lo tres tienen funcionario y dos de ellos se dedicaban a contar monedas con una ruidosa m√°quina, haciendo caso omiso a la larga fila de clientes en espera.
De modo que dos cosas salen en claro de estas situaciones: primero, que para la aduana colombiana todos somos delincuentes hasta tanto se demuestre lo contrario y segundo, que los empleados del Banco de la Rep√ļblica son como el oro: escasos e intocables.

Eduardo Martínez Ojeda

¬ŅPa√≠s democr√°tico?

¬ŅD√≥nde esta la democracia de Colombia? Qu√© tristeza nuestros ilustres senadores y representantes prestarse para que se burle la ley, para que con sus actos se pisotee la Constituci√≥n Nacional, dej√°ndose llevar por intereses particulares. Adem√°s del costo econ√≥mico que lleva el referendo, lo m√°s grave es el costo pol√≠tico ya que estos dos a√Īos no legislar√°n ni se discutir√°n temas para el beneficio del pueblo sino que se gastar√°n todas las sesiones tratando de aprobar algo que a todas luces es inconstitucional, indebido y falto de seriedad. No se puede jugar con las normas, qu√© mal ejemplo el que dan. Ahora entiendo porqu√© una reelecci√≥n es tan lesiva para la democracia cuando se ve la feria del clientelismo.¬† Para colmo se subieron el sueldo tres salarios m√≠nimos m√°s, quedando en 21 millones de salario. ¬°No hay derecho!

Iv√°n Romero Gomez


Teleférico sin carretera

El domingo 22 de marzo, un amigo que tiene negocio en el sector adyacente al telef√©rico en la Mesa de Los Santos y que est√° dando sus primeros pasos con una peque√Īa empresa para hacer recorridos tur√≠sticos, contrat√≥ un grupo musical para amenizar la hora del almuerzo de sus clientes.
En las horas de la ma√Īana, el grupo se desplaz√≥ a cumplir su compromiso, pero despu√©s de tomar el ramal para la estaci√≥n del telef√©rico y como estaba lloviendo, la v√≠a se hab√≠a convertido en un verdadero barrizal, con decenas de veh√≠culos atascados y turistas mojados y embarrados. Los m√ļsicos no tuvieron otra opci√≥n que regresarse y los turistas se llevaron la peor imagen.
Son de resaltar los esfuerzos y gestiones que han concluido con la hermosa obra de Panachi y el telef√©rico, pero si no se soluciona con rapidez el problema de la v√≠a, estaremos borrando con el codo lo que se hizo con la mano. Como dec√≠a el viejo eslogan: ¬ďturista satisfecho trae mas turistas¬Ē ¬Ņy turista embarrado?

Pedro José Pinilla Orejarena


¬ŅEl futuro de Santander?

Correlacionando el editorial del domingo 22 de marzo con el excelente art√≠culo de la periodista Sonia Isabel Rojas D√≠az sobre el futuro de Santander basado en los megaproyectos del Departamento y el art√≠culo de S√©ptimo D√≠a sobre los precursores de Hidrosogamoso, me llama la atenci√≥n que en 64 a√Īos desde que el Patriarca Alejandro Galvis Galvis lo propuso para su realizaci√≥n, s√≥lo hasta el pasado 10 de marzo se haya puesto la primera piedra para esta obra tan importante para nuestra regi√≥n.

Invito a los santandereanos a guardar estos art√≠culos como evidencias de los compromisos adquiridos y la fecha de la realizaci√≥n, para que ejerzamos una labor de veedores ante quienes aparecen hoy como responsables de estas obras, para que los plazos sean cumplidos y no que dentro de 60 a√Īos, nuestros nietos y bisnietos se vuelvan a ilusionar con el futuro de Santander y sus grandes proyectos, sino que todos estos ya se hayan hecho realidad.
Amanecer√° y veremos...

Alfonso Rodríguez Rueda


Caminata por la lectura

La Fundaci√≥n Participar en su columna peri√≥dica reflexiona acerca de la lectura de los bumangueses y coincide con el grueso de la poblaci√≥n ¬ďa los colombianos no nos gusta leer¬Ē nos invitan a ganar lectores.¬† En horabuena. En el pasado un visionario ide√≥ la biblioteca Gabriel Turbay.¬† Era la biblioteca por y para el libro. Hoy es otro cuento. Se cre√≥ el bibliobus y hasta una emisora cultural. Parec√≠a la √©poca de Tomas Vargas Osorio. Por fortuna hoy existen iniciativas privadas, tal el caso de Sistemas y Computadores S y C. Editor y ahora gestor cultural con su Casa del Libro Total. Haciendo eco a la fundaci√≥n participar invito a los amigos de Jorge Valderrama Restrepo intelectual y gestor cultural quien vivi√≥ y muri√≥ para el libro, a que recuperemos su biblioteca particular de m√°s tres mil vol√ļmenes que se guardan en una bodega de su residencia en Gir√≥n hace siete a√Īos. El maestro Mantilla Caballero tambi√©n amigo de Valderrama podr√≠a aportar alguna idea, lo mismo la familia de Mario Hernandez pintor y fil√≥sofo, todos ellos con arraigo en Gir√≥n. Podr√≠amos hacer camino a la formaci√≥n de un gran centro cultural en la Villa de San Juan; ahora que sigue el alcalde reelecto Alberto Quintero a quien le sensibilizan estos temas. Es hora de seguir demostrando que el libro tiene vigencia a pesar del internet, de los efectos medi√°ticos, de la recesi√≥n, de la globalizaci√≥n y su reversa, de los Ch√°vez y los Uribes, etc., etc. ¬†

Ernesto Rodríguez Albarracín

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad