HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-28 05:00:00

HAGASE OIR

Un pueblo ¬ďMacondiano¬Ē... Aracataca, en el Departamento del Magdalena, es el Municipio colombiano m√°s reconocido mundialmente, por cuatro hechos muy destacados.
HAGASE OIR

1. Cuando le otorgaron el Nobel a ¬ďGabo¬Ē, las agencias internacionales informaron al mundo en la presentaci√≥n de la noticia que ¬ďGabriel Garc√≠a M√°rquez, el hijo de un telegrafista, nacido en la poblaci√≥n de Aracataca, Colombia, gan√≥ el Premio Nobel de Literatura¬Ē...
2. En el Siglo XX, Aracataca fue epicentro de la ¬ďbonanza bananera¬Ē, por la exportaci√≥n de banano de √≥ptima calidad por intermedio de la United Fruit Company.
3. Despu√©s vino la ¬ďbonanza marimbera¬Ē por el cultivo y tr√°fico de marihuana, llamada popularmente ¬ďSamaria.Golden¬Ē.
4. En su escritura est√°, a manera de rima, 5 veces la letra A. Pero la verdad sea dicha,¬† Aracataca ahora¬† vive la ¬ďbonanza de las m√ļltiples necesidades¬Ē, al igual que los m√°s de mil municipios existentes a lo largo y ancho del territorio colombiano por la carencia de empleo, seguridad, salud, vivienda y educaci√≥n...De todas maneras, para muchos¬† colombianos la vivencia en esa regi√≥n caribe√Īa es verdaderamente la que se experimenta en¬† un lugar ¬ďmacondiano¬Ē.

Jorge Giraldo Acevedo

Cuando la tecnología nos invade y nos deja

Tener que depender de un Blackberry (Blackbobo) o celulares de √ļltima tecnolog√≠a para sobrevivir y no devolverse a mitad del camino al saber que sal√≠ de mi hogar y lo dej√© olvidado y es imprescindible en mi vida diaria, ya no es conmigo. Tal vez para un periodista o un m√©dico dependiente de pacientes y de cl√≠nicas, un gobernante muy ocupado, un corredor de seguros o de bolsa, o de otra profesi√≥n u oficio, s√≠ ser√° necesario como instrumento de trabajo.
Ma√Īana depender√°n de otra tecnolog√≠a y contra eso no podemos luchar.

Pero los que no tenemos, no queremos o no podemos¬† adaptarnos a¬† las nuevas tecnolog√≠as, debemos seguir fieles, como fieles a nuestra pareja, a lo que tenemos y que nos sirven todav√≠a; por ejemplo un celular sencillo con buena recepci√≥n en el mayor n√ļmero de lugares, un televisor que d√© buena imagen, una computadora con un disco duro suficiente para nuestro trabajo rutinario, un carro que funcione y no nos deje en cualquier sitio, ser√≠a suficiente.

Pero si queremos la √ļltima computadora port√°til y con el modelo m√°s peque√Īo, el televisor ¬ďplasma¬Ē m√°s delgado, el equipo de sonido para el carro o la casa de √ļltima generaci√≥n , ver una pel√≠cula en casa como en el cine y tener que comprar el mejor DVD con sus respectivas cornetas para que todo se vea y oiga bien, tenemos que producir muchas entradas del vil dinero y ser consumistas empedernidos. Pero a√ļn as√≠, la tecnolog√≠a los dejar√° en unos pocos¬† a√Īos; si la disfrutan los felicito, y si es en compa√Ī√≠a de un ser querido o de sus amigos, mejor todav√≠a.
Mientras tanto no me preocupa mucho la tecnología, porque ella ya me sobrepasó. Me quedo con lo que tengo; mis conocimientos, mis hijos, mi esposa y la familia.
De ustedes dependerá si la tecnología los alcanza, la aceptan y los consuma.

Rubén Lopera

De nuestro ferrocarril

La historia ha demostrado que el ferrocarril ha sido motor del desarrollo de un pa√≠s, por lo que con sentido patrio muchas naciones lo defienden como uno de sus m√°ximos patrimonios. Por desgracia, para nosotros los santandereanos no ha habido dirigentes de talla que con verdadero sentido de pertenencia impidan la desaparici√≥n de los pocos kil√≥metros que a√ļn existen en pie en este territorio, desconociendo el esfuerzo que represent√≥ su construcci√≥n y la riqueza que gener√≥; ignoran su importancia estrat√©gica y se dejan influenciar por los intereses de otros a los que les conviene su extinci√≥n.

Mientras Antioquia, Cundinamarca, Boyac√° y el Valle del Cauca presionan por la rehabilitaci√≥n de sus l√≠neas f√©rreas y logran lo propio ante el INCO, nosotros nos dormimos en la gloria del pasado y solo esperamos a que el sistema desaparezca totalmente para lamentarnos (como Norte de Santander con el otrora Ferrocarril de C√ļcuta). ¬ŅD√≥nde estar√°n la pujanza, la visi√≥n y el sentido emprendedor que nos caracterizaron en otros tiempos? ¬ŅPor qu√© no se defiende lo nuestro? ¬ŅQu√© opinar√° al respecto nuestro Gobernador?

H√©ctor Ord√≥√Īez

¬ŅDos tragedias?

En El Tiempo, nos narran la historia de uno de tantos ni√Īos colombianos que son secuestrados de sus hogares por las Farc, porque verdaderamente estos ni√Īos son secuestrados por estos terroristas y ah√≠ ¬Ņqui√©n va a defenderlos? Este joven de nombre ficticio Rafael, es una de esas v√≠ctimas y para m√°s desgracia cae en una de las trampas mortales que ellos mismos instalan para asesinar a los soldados de la patria, pero al mismo tiempo es de buenas y es trasladado a Bogot√° donde lo atienden en Hospitales estatales, lo operan de sus ojos y sale a recuperarse de algunas de las heridas causadas por la mina. Pero ¬Ņqu√© sucede? Se presenta un revuelta y participa de este acto terrorista y le cae gas pimienta en sus ojos.

¬ŅSer√° que es de malas o m√°s bien es que quiere seguir participando en estos motines subversivos? Aver√≠g√ľelo Vargas....Lo cierto es que¬† ya no se le permite desmovilizarse, pues fue aprehendido por las tropas. Pero¬† el programa de Pirri presenta un soldado que tambi√©n fue herido en combate y en estos momentos pasa por una situaci√≥n muy dif√≠cil para sacar adelante a su familia, pero este sufrido soldado no se va a revueltas del crimen organizado, m√°s bien se dedica a reciclar materiales para conseguir su sustento y el de su familia. Mi pregunta, ¬Ņa qui√©n se le debe prestar ayuda del gobierno?¬† ¬ŅA uno u¬† otro o a los dos?

Diego Serrano Acevedo

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad