Publicidad
Publicidad
Mar Dic 6 2016
24ºC
Actualizado 01:09 pm

El aeropuerto de Bucaramanga | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-29 05:00:00

El aeropuerto de Bucaramanga

En esta semana me vi obligado a usar dos veces el aeropuerto y encontré cambios novedosos que vale la pena comentar, pese a que mi vecino David no veía claro cómo podría conectar una columna dedicada al sector agropecuario con un comentario sobre el aeropuerto.
El aeropuerto de Bucaramanga

Sin embargo, uno de los principales argumentos que he venido impulsando en las columnas, es que no puede haber actividades inconexas y el uso del avión como medio obligado de transporte en un país montañoso y sin vías fáciles, nos obliga a disfrutar o padecer el funcionamiento de éstos. Igualmente mi esposa, cuando vio mi molestia por la novedad, me dijo que buscara el lado positivo y no me amargara, pues me podría volver malgeniado y que aprendiera de Maturana que le enseñó a Colombia a perder con la ilusión de haber ganado un poco.

La decisión administrativa novedosa, consistió en la prohibición a los automóviles particulares de recoger pasajeros en el nivel de llegada o en el túnel. Al fin Bucaramanga rompió el molde y los arquitectos de aeropuertos del mundo tendrán que venir a investigar tamaña novedad, pues finalmente a alguien se le ocurrió que era una completa estupidez pretender que los pasajeros llegaran al aeropuerto por el nivel de entrada y salieran por el de entrega de equipajes. Es muy posible que si esto funciona, los automóviles particulares deban arribar con las maletas por el nivel inferior para completar el cuadro y finalmente convertir esto en un nuevo atractivo turístico junto a Panachi, donde espero no se le entregue su administración a los mismos del aeropuerto o se hará obligatorio tomar el teleférico en el río Chicamocha.

No todo es malo, pensé, pues finalmente si se viene con equipaje pesado o venimos con discapacitados, podemos tomar un taxi hasta el parqueadero, contribuyendo a la generación de empleo, y si definitivamente desestimulamos la ida al aeropuerto de familiares en carro particular, nos podríamos ahorrar la segunda calzada. Igualmente, ya no se verán tantos abrazos y besos en la puerta de salida que venían causando ciertas molestias a algunos. Ya no se verá congestión de vehículos de todos los colores, ya que sólo veremos amarillos. Se ve que puede haber cosas positivas.

Esto podría ser parte del efecto “Samuel” que viene importado de Bogotá, en donde se encontró la fórmula mágica de acabar con los trancones al prohibir circular durante todo el día al 40% de los automóviles particulares y para los que no creen que lo logre, les anticipo que todavía tiene un 60% de reserva. Igualmente prohibió salir o atravesar la ciudad de paso para otra, o buscar otra ciudad desde el aeropuerto. No hay corredores viales que permitan tráfico a otras ciudades, lo que equivaldría a decir que los carros de Bogotá no puedan pasar por Chía, Tunja o Girardot. Ojalá no nos toque de alcalde cuando no pueda ser Presidente.

Esperemos que este efecto no se propague, o las congestiones de motos se evitarán prohibiéndolas y las congestiones de gente, permitiendo el uso de la ciudad por terminaciones de las cédulas o tener que llegar al aeropuerto con los calzoncillos sobre el pantalón como Supermán.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad