¬ŅA d√≥nde vamos? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-29 05:00:00

¬ŅA d√≥nde vamos?

Aquí en Zapatoca, el plantón contra la penalización de la dosis mínima pasó desapercibido. Vi al médico Clímaco Ardila y a Farolito parados en el atrio.
¬ŅA d√≥nde vamos?

Pens√©, eran los √ļnicos que respond√≠an a la convocatoria de Facebook para protestar. No, simplemente conversaban de la √ļltima remesa de libros viejos. Por estas calles de Dios siempre existe uno que otro que se la fuma, una chicharrita, eso hace da√Īo, pero encarcelarlos es otro cuento. Yo pienso¬† que la droga se debe legalizar. Ser√≠a la √ļnica manera de quebrarle el espinazo a los precios y desestimular la producci√≥n. ¬ŅA d√≥nde vamos? Es la pregunta que se hace la gente en esta Semana Santa que se nos avecina.

V√©nganse a Zapatoca que est√° de moda y todo es barato. Si quieren aislarse del bullicio, meditar y o√≠r la palabra de Dios, aqu√≠ el Padre Mario Plata y el Padre Juvenal Landinez son magn√≠ficos oradores sagrados. Visitar los templos de calicanto y piedra es un placer. Si usted no es cat√≥lico, existe una tolerancia absoluta y podr√° asistir a la iglesia de Chuch√≠n o a la de Hernando Franco. Y si no cree en nada y sigue de juerga por el mundo, vaya a la Cueva del Nitro, que es como la antesala del Infierno de Dante, en la oscuridad absoluta.¬† ¬°Que va! Si el infierno no existe, lo dijo el Papa, dir√°n algunos. ¬ŅY que tal que¬† exista? Dijo Papini. Dios le pregunt√≥ al diablo.

¬ŅDe d√≥nde vienes? De dar una vuelta por la Tierra, contest√≥ Satan√°s. Yo he visto al diablo pase√°ndose con su se√Īora. Nadie me cree haber encontrado¬† una zapatilla de plata en la calle, la envi√© al Vaticano por Servientrega para certificar su procedencia, aromas sulfurosos¬† desped√≠a. Si quiere solazarse en el arte, en La Casa de Ejercicios encontrar√° la obra escult√≥rica de Rodrigo Esp√≠ndola. ¬ŅA qui√©n sin imaginaci√≥n, no se le ha ocurrido hacer un b√ļho, un girasol o un Quijote? S√≠, incre√≠ble. A todo un pintor, a Picasso.

Pinta √©l, en un lienzo, la¬† figura¬† desgarbada que se ha repetido¬† millones de veces. Rodrigo Esp√≠ndola en cambio, el escultor, adem√°s de sus esculturas en madera y fierro, cre√≥ una serie de quijotes en porcelana, no enfrentado a los molinos ni a los desalmados yang√ľeses, solitario¬† caballero al rescate del yelmo de Mambrino, se enfrenta ahora en la Plaza de Beij√≠n a un poderoso tanque del ej√©rcito chino. Y as√≠ otras situaciones; en reuni√≥n con Castro, Hitler, Mussollini, Stalin,¬† Tiro Fijo, figuras del mal o del poder.

V√©anla, es √ļnica en el mundo, talento, gracia, s√°tira y unas formas impecables. Tambi√©n podr√°n observar la obra pict√≥rica de cinco artistas, lo mejor del momento en Colombia. Mar√≠a Cristina Congote, una colecci√≥n de arte religiosa dif√≠cil de encontrar reunida, rostros de piedad y sufrimiento. Marcela P√°ez, novel pintora, silencio y color, la cr√≠tica hablar√° por ella. ¬†

Los bodegones de Edmundo Harker, lienzo, color y erotismo, exuberantes caderas que son a la vez manzanas y jugo de duraznos. Manuel Enrique Gonz√°lez conjuga el color y la m√ļsica en √≥leo, aquel viejo juego de la magia que¬† reposa en los recuerdos del pintor, inolvidable tapiz de verdes¬† que fue su juventud de cafetos, sol√≠sombra entre √°rboles, un fauvismo concedido como gracia a quienes nacen en el tr√≥pico, a nadie m√°s. Pintor que no pase por la galer√≠a de Zapatoca, no existe.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad