Publicidad
Publicidad
Dom Dic 4 2016
20ºC
Actualizado 10:13 pm

¿A dónde vamos? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-29 05:00:00

¿A dónde vamos?

¿A dónde vamos?

Pensé, eran los únicos que respondían a la convocatoria de Facebook para protestar. No, simplemente conversaban de la última remesa de libros viejos. Por estas calles de Dios siempre existe uno que otro que se la fuma, una chicharrita, eso hace daño, pero encarcelarlos es otro cuento. Yo pienso  que la droga se debe legalizar. Sería la única manera de quebrarle el espinazo a los precios y desestimular la producción. ¿A dónde vamos? Es la pregunta que se hace la gente en esta Semana Santa que se nos avecina.

Vénganse a Zapatoca que está de moda y todo es barato. Si quieren aislarse del bullicio, meditar y oír la palabra de Dios, aquí el Padre Mario Plata y el Padre Juvenal Landinez son magníficos oradores sagrados. Visitar los templos de calicanto y piedra es un placer. Si usted no es católico, existe una tolerancia absoluta y podrá asistir a la iglesia de Chuchín o a la de Hernando Franco. Y si no cree en nada y sigue de juerga por el mundo, vaya a la Cueva del Nitro, que es como la antesala del Infierno de Dante, en la oscuridad absoluta.  ¡Que va! Si el infierno no existe, lo dijo el Papa, dirán algunos. ¿Y que tal que  exista? Dijo Papini. Dios le preguntó al diablo.

¿De dónde vienes? De dar una vuelta por la Tierra, contestó Satanás. Yo he visto al diablo paseándose con su señora. Nadie me cree haber encontrado  una zapatilla de plata en la calle, la envié al Vaticano por Servientrega para certificar su procedencia, aromas sulfurosos  despedía. Si quiere solazarse en el arte, en La Casa de Ejercicios encontrará la obra escultórica de Rodrigo Espíndola. ¿A quién sin imaginación, no se le ha ocurrido hacer un búho, un girasol o un Quijote? Sí, increíble. A todo un pintor, a Picasso.

Pinta él, en un lienzo, la  figura  desgarbada que se ha repetido  millones de veces. Rodrigo Espíndola en cambio, el escultor, además de sus esculturas en madera y fierro, creó una serie de quijotes en porcelana, no enfrentado a los molinos ni a los desalmados yangüeses, solitario  caballero al rescate del yelmo de Mambrino, se enfrenta ahora en la Plaza de Beijín a un poderoso tanque del ejército chino. Y así otras situaciones; en reunión con Castro, Hitler, Mussollini, Stalin,  Tiro Fijo, figuras del mal o del poder.

Véanla, es única en el mundo, talento, gracia, sátira y unas formas impecables. También podrán observar la obra pictórica de cinco artistas, lo mejor del momento en Colombia. María Cristina Congote, una colección de arte religiosa difícil de encontrar reunida, rostros de piedad y sufrimiento. Marcela Páez, novel pintora, silencio y color, la crítica hablará por ella.  

Los bodegones de Edmundo Harker, lienzo, color y erotismo, exuberantes caderas que son a la vez manzanas y jugo de duraznos. Manuel Enrique González conjuga el color y la música en óleo, aquel viejo juego de la magia que  reposa en los recuerdos del pintor, inolvidable tapiz de verdes  que fue su juventud de cafetos, solísombra entre árboles, un fauvismo concedido como gracia a quienes nacen en el trópico, a nadie más. Pintor que no pase por la galería de Zapatoca, no existe.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad