Pedagogía del Siglo XXI | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-03-30 05:00:00

Pedagogía del Siglo XXI

El estado de la educación colombiana puede percibirse cuando los estudiantes terminan su bachillerato y no saben ciencias sociales ni ciencias naturales;
Pedagogía del Siglo XXI

solo hablan de temas integrales, actividades l√ļdicas y anotaciones en la agenda; no saben m√°s. No saben de matem√°ticas; ni siquiera saben leer y escribir, ni comportarse ante los dem√°s. No tienen formaci√≥n intelectual ni c√≠vica; y si tienen lo uno, no tienen lo otro. Ojal√° se d√© el cambio anunciado y de nuevo los profesores califiquen, para aprobar y reprobar, y las instituciones educativas se dediquen a algo m√°s que solo a servir como guarder√≠a. Educar y formar intelectuales y ciudadanos; eso es.

En ¬ďFundeuis¬Ē, por ejemplo, los ni√Īos se trepan a un muro impresionante y se esconden debajo de los carros; y la respuesta disciplinaria se limita a una anotaci√≥n en la agenda. ¬ďLibertad total¬Ē es la postura institucional. Afortunadamente, se ense√Īa y se hace seguimiento acad√©mico.

El otro extremo, en cambio, es ¬ďLuefir¬Ē, en Piedecuesta, una instituci√≥n con una clara tendencia religiosa y una oscura posici√≥n frente al seguimiento disciplinario a los estudiantes, siempre bajo la vigilancia atenta de los profesores, cuyos castigos, por petici√≥n de los padres de familia, son barrer la sede de la instituci√≥n cada vez que llegan tarde, y lavar los sanitarios cuando llegan sin alguno de sus √ļtiles.

Parad√≥jico resulta en estas circunstancias que la formaci√≥n ¬ďacad√©mica¬Ē pueda llegar a forjarse lavando ba√Īos y no recibiendo instrucci√≥n y orientaci√≥n dentro del aula. Y, a prop√≥sito de las aulas, en cada uno de los salones trabajan dos y tres cursos a la vez, como hasta mediados del siglo pasado, cuando cada profesora rural deb√≠a repartirse en el mismo sal√≥n para todos los niveles. La diferencia con ¬ďLuefir¬Ē es que √©ste no es rural, ni estamos en el siglo pasado.

No est√° bien que hoy una instituci√≥n educativa se convierta en el fuete de los padres de familia y no en la orientadora pedag√≥gica y c√≠vica de los muchachos, as√≠ como tampoco est√° bien que, por estar pendiente de la formaci√≥n acad√©mica, se abandone por completo la parte c√≠vica y comportamental de los estudiantes. Hay que avenirse a los cambios, as√≠ que debe educarse de acuerdo con las necesidades de una naci√≥n ignorante, justamente para cambiar ese que parece nuestro negro futuro; pero tambi√©n debe formarse para la sana convivencia y el trabajo en equipo. Como reza el refr√°n: ¬ďNi tanto que queme al santo, ni tan poco que no lo alumbre¬Ē.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad