Publicidad
Publicidad
Lun Dic 5 2016
20ºC
Actualizado 10:13 pm

Oasis | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-01 05:00:00

Oasis

Oasis

Mientras más espiritual eres, menos juzgas, no condenas y sientes como tuyo el dolor ajeno.
El sufrimiento ajeno no te roba la paz pero sí te lleva a ayudar en lo que puedas para acabar con el sufrimiento.
Compasión no es sentir lástima ni pesar, es entrar al corazón del otro, amarlo y apiadarse ante su dolor.
Un ser compasivo no hace diferencias entre las personas y ama a todos con un amor incondicional.
Jesús fue inmensamente compasivo con los extraños, los pecadores y los despreciados de su tiempo.
La compasión brota como agua de la fuente del amor a Dios y de la conciencia de unidad.
Es más fácil entender a otro cuando te sientes uno con él y sabes que Dios está en él y en ti.
Tú quieres ser feliz. ¿Verdad? Para serlo elige ser paciente contigo mismo y con los demás.
No culpes ni te culpes, no juzgues ni te juzgues.
Acéptate y acepta a los otros así como son.
Si alguien te maltrata debes tomar distancia o cerrar un ciclo, pero hazlo en paz y sin agrios reproches.
Ser paciente contigo mismo es ir paso a paso, no recriminarte por tus caídas y evitar el perfeccionismo.
Si pudieras ver todo el recorrido que has hecho para ser lo que eres entonces te amarías más.
Ésta no es tu primera vida y has avanzado mucho. Aún te falta pero has sabido evolucionar.
Sé paciente, no te exasperes ni te desesperes, aquiétate y cree que todo lo puedes superar.
Cada espíritu va a su ritmo pero todos llegarán un día a la Luz total y un estado de paz y conciencia despierta.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad