Publicidad
Publicidad
Mié Dic 7 2016
23ºC
Actualizado 09:58 am

Urbanidad de Carreño | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-02 05:00:00

Urbanidad de Carreño

Urbanidad de Carreño

Observamos en la primera página de este diario a unos jóvenes decorosamente vestidos y portando carteles alusivos a tal cruzada, lo cual no sólo habla bien de ellos, sino de su colegio. Estas campañas deben ser objeto de reconocimiento ciudadano y promoverse en todos los planteles educativos, porque hoy las costumbres, los hábitos y los comportamientos, en especial dentro de la juventud, se han pervertido, desnaturalizado.

Causa estupor comprobar que los adolescentes privilegian la chabacanería, la ordinariez y el mal hablar sobre el buen gusto, el buen vestir y una figura perfilada. Lo triste es que a unas y a otros les parece “in” todo ese universo de pésima imagen. Las sociedades y culturas evolucionan, se modifican, los parámetros para definir y decidir un modo de vida varían, pero lo que debe permanecer invariable son los valores y principios que hacen a los individuos personas de bien. Todo entra por los ojos y estoy seguro que parte del triunfo en la vida se fundamenta en la urbanidad y en las buenas maneras.

A diario vemos jóvenes que la vida  dotó no sólo de buena presencia, sino de familias con recursos que les permiten transitar con decoro por el mundo, que se empecinan en aparecer sucios, mal trajeados y en pésimas compañías. Se les olvidó que hay que respetarse a sí mismo para respetar a los demás.

Tampoco recuerdan o no les han enseñado que hay que ser un poco vanidosos; la vanidad es la espuma del orgullo. Es lo que los psicólogos llaman “quererse a sí mismo”, sin derivar en el narcisismo. Deben convencerse que dentro de las comunidades, su familia y centros de enseñanza lo que se reconoce como de valor, es lo que ellos desdeñan por anticuado. Tanto las familias como sus hijos deberían adquirir para su biblioteca el texto a que hemos hecho alusión, que sirvió como referencia fundamental en la educación de varias generaciones venezolanas; no sé si lo sea aún hoy. Así define Carreño la urbanidad: “...conjunto de reglas que tenemos que observar para comunicar dignidad, decoro y elegancia a nuestras acciones y palabras, y para manifestar a los demás la benevolencia, atención y respeto que les son debidos”.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad