La Gobernación no va más con Cava Añeja | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-02 03:35:02

La Gobernación no va más con Cava Añeja

Lo único que procede ante la deuda y el incumplimiento del concesionario Cava Añeja con el Departamento, es la caducidad del contrato.
La Gobernación no va más con Cava Añeja

El argumento está en que la propuesta que le presentó al Gobierno Departamental para subcontratar la producción y comercialización del aguardiente Superior con la Industria Licorera de Caldas, no es viable jurídicamente y además, lesiona los intereses de Santander.

Aparte de eso, el Concesionario incumplió las cláusulas del contrato como por ejemplo, no alcanzar los topes de venta ni de producción.

Ese fue el concepto que entregaron los encargados de analizar la propuesta, es decir, los secretarios de Hacienda, General y Jurídico, quienes consideraron que lo único procedente es la caducidad y el cobro coactivo de la deuda, que por $5 mil 200 millones tiene esa empresa por concepto de impuesto al consumo.

El incumplimiento

El secretario General de Santander, Constantino Tamí Jaimes, reveló ante la Asamblea que si bien la caducidad del contrato es la salida, “está el riesgo de no recuperar la deuda”.

Lo que había planteado Cava Añeja era que si la Licorera de Caldas producía el aguardiente, se generaba un ahorro de $1.700 por cada unidad de 750 c.c. que estarían destinados al pago de la deuda, para la cual estipularon un plazo de cinco años.

Pero para el Departamento pesaron advertencias como la que ya había lanzado el supervisor del contrato, quien advirtió que el Concesionario no tenía capacidad de pago.

Además, el año pasado –según Tamí– se dejaron de producir 200 mil botellas, “lo que significa que incumplió la cuota”.

De todas maneras, Tamí fue enfático y aseguró que “la propuesta contraría el ordenamiento jurídico al subcontratar el objeto de lo contratado. Y además, contraría los intereses del Departamento”.

paso a paso...
Lo que sigue

1 El Secretario General emite el acto administrativo declarando la caducidad del contrato.

2 En los siguientes días el concesionario se debe notificar personalmente de la decisión. Si no lo hace, será notificado por edicto en los siguientes cinco días.

3 En ese lapso, el concesionario tiene la oportunidad de acudir al recurso de reposición contra la resolución.

4 El Departamento evalúa los argumentos si hay reposición y posteriormente confirma o reconsidera lo decidido.

5 Si el Departamento confirma que procede la caducidad del contrato, se conmina a realizar un inventario del contrato y luego la Gobernación toma posesión de la empresa.

6 Una vez termine ese proceso, la Gobernación tendría dos opciones para continuar con la explotación del monopolio de la producción de licores: una es convocar a una licitación y la otra es celebrar un convenio interadministrativo para la producción y comercialización, que bien podría ser la misma Licorera de Caldas o la de Cundinamarca.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad