Julio Iglesias levanta pasiones en Chile a sus '47 a√Īos' | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-02 15:09:04

Julio Iglesias levanta pasiones en Chile a sus "47 a√Īos"

El cantante espa√Īol Julio Iglesias levant√≥ pasiones entre el p√ļblico femenino en su √ļnico concierto en Chile, dominado por su sensualidad y en donde brome√≥ con los espectadores a cuenta de sus espl√©ndidos "47 a√Īos".
Julio Iglesias levanta pasiones en Chile a sus '47 a√Īos'

El p√ļblico del Movistar Arena de Santiago esperaba ansioso la aparici√≥n en la noche del mi√©rcoles de su √≠dolo, quien tuvo que enfrentarse a m√°s de 9.000 espectadores que acababan de ver c√≥mo la selecci√≥n chilena de f√ļtbol empataba a cero contra Uruguay en un partido muy igualado que fue retransmitido en el mismo estadio.

Sin ning√ļn gol que celebrar, los chilenos guardaron sus voces para dar la bienvenida al cantante, que apareci√≥ vestido con traje y corbata negros, acompa√Īado por tres bailarinas tambi√©n vestidas en tonos oscuros.

Junto a una banda formada por dos teclistas, un saxofonista, un percusionista, un bajo y un guitarrista, el cantante que m√°s discos ha vendido en distintos idiomas (300 millones de copias) ofreci√≥ un recital s√≥lo apto para un p√ļblico que se declare fiel seguidor desde sus inicios.

"Ustedes los chilenos, como los espa√Īoles, tienen mucha mezcla en la sangre, una cultura llena de sabidur√≠a. Se lo habr√°n dicho muchas veces pero yo se lo repito, porque a mis 47 a√Īos he viajado por todo el mundo y s√© lo que me digo", espet√≥ Iglesias, que cumpli√≥ el a√Īo pasado los 65, entre las risas del p√ļblico, incr√©dulo por su supuesta edad.

De esta forma presentó el tema "Un canto a Galicia", que dedicó a los abuelos de los presentes, con su característico modo de aguantar el micrófono entre las manos y su inconfundible caída de ojos.

Con un repertorio poco arriesgado, repas√≥ populares √©xitos como "Me olvid√© de vivir" o "De ni√Īa a mujer", que despertaron los m√°s sinceros aplausos y chillidos de las mujeres presentes en el estadio, quienes por unos momentos se encarnaron en cuerpos de adolescentes en plena ebullici√≥n.

Iglesias alternó el inglés, el castellano y el francés sin ninguna dificultad, y supo compartir su protagonismo en el escenario con una pareja que interpretó un bello tango, los bailes de una corista y los "solos" del saxofonista.

Todas las mujeres que rodearon el cantante recibieron de su parte un beso en la boca, sin ning√ļn tipo de pudor y ante los gritos de las espectadoras que estallaron de envidia en varias ocasiones.

Pero Iglesias también les dedicó sus cómplices miradas y sus canciones "a las mamás" que por una noche se vistieron de gala y acudieron a las gradas del estadio para ver a su ídolo musical.

Ambiente con olor a buen perfume y acomodadores contentos -porque las propinas eran más generosas de lo habitual- fueron las guindas de una jornada que empezó temprano con el partido clasificatorio para el Mundial de Sudáfrica.

Cuando Iglesias pronunció la frase "ahora que ya todo terminó", un "no" rotundo resonó entre las espectadoras, y el cantante tuvo que detener la canción con una leve sonrisa de culpabilidad.

Iglesias, quien fue a√Īorado en la celebraci√≥n del quincuag√©simo aniversario del Festival de Vi√Īa del Mar que le vio nacer como artista, ofreci√≥ en Chile un √ļnico concierto tras suspender en dos ocasiones los recitales programados en la ciudad norte√Īa de Iquique.

El artista continuar√° su gira "Julio Iglesias en concierto" en Holanda y luego partir√° a los Emiratos √Ārabes.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad