Tanto va... | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-03 05:00:00

Tanto va...

Hemos empezado a tomar conciencia del problema con los bancos y sentimos que éste puede ser el principio de lo que debe ser un cambio en el manejo de las relaciones entre éstos y sus clientes, que en este caso podríamos llamar mejor, entre aquellos y sus víctimas.
Tanto va...

Todo empezó con el famoso 2 por mil, que luego subió a 3 y más tarde se volvió el 4, estableciéndose para fortalecer al sector financiero con el cuento aquél de que los bancos se caen encima de los clientes y por eso había que protegerlos; pero luego quedó permanente como otro impuesto más; ahora sabrá el diablo con qué propósito.

La verdad es que hemos empezado a pensar cómo debemos manejar nuestro dinero, pues entre este famoso impuesto y todo lo que el banco nos cobra, hemos llegado a un punto en el que a veces nos resulta más económico guardar el efectivo debajo del colchón en lugar de entregárselo al apetito desaforado de la banca nacional, pues así nos ahorramos algunos pesos que, al sumarlos todos, se convierten en muchos.

Tal como est√°n las cosas, s√≥lo falta que los bancos cobren a los transe√ļntes que usan las aceras de las cuadras en donde ellos tienen abiertas sus agencias, porque una vez que usted entra en una de ellas, cada cosa que haga y que no sea depositar dinero, se la cobran a precios sin control gubernamental ninguno.

Además, se han inventado una colección de estupideces como la de congelar las cuentas corrientes y de ahorros cuando en ellas no se hagan movimientos periódicos, obligando luego al cuentacorrentista a ir personalmente al banco para poder retirar su dinero, congelación que naturalmente no se aplica para los depósitos, pues para éstos no existe restricción alguna.

La verdad es que hemos empezado a ver a la banca colombiana como un enemigo y no hay cosa que nos espante m√°s que entregarle a quienes nos asfixian financieramente, el manejo de lo que tanto trabajo nos cuesta producir y recoger.

 

Tanto va el c√°ntaro al agua hasta que por fin se rompe.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad