Publicidad
Sáb Feb 25 2017
21ºC
Actualizado 11:07 am

Se encienden ‘alarmas’ por falta de ambulancias | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-07-31 05:08:47

Se encienden ‘alarmas’ por falta de ambulancias

10:30 a.m. “¿Me copia, me copia? ¿En qué lugar es el accidente? Rectifico, en la carrera 15 con calle sexta, en el barrio Chapinero”. Se enciende la sirena del jeep con placas 0778 modelo 81, de la Defensa Civil. Los tres socorristas se concentran y se ponen guantes quirúrgicos.
Se encienden ‘alarmas’ por falta de ambulancias

La ambulancia, que hace las veces de carro de rescate, sale de la Unidad de Apoyo en la diagonal 15 con 53. Empieza el trajín entre el caos vehicular, la incultura ciudadana y la negligencia de varios conductores. En realidad es una de las 30 emergencias que ellos atienden por día.

¿Y las ambulancias de la ciudad? Esa es la pregunta precisa. Por no tratarse de un accidente vehicular que implicaría el cobro del Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito, Soat, o porque la víctima no está afiliada a la seguridad social o a un servicio particular, la tarea queda en manos de la Defensa Civil regional.

La situación de ese organismo de socorro es crítica. Pese a que su trabajo es voluntario, los socorristas no cuentan con los equipos necesarios y actualizados para realizar su labor. Los ocho centros de apoyo que hay en la ciudad deben trabajar ‘con las uñas’, sin recursos y carros obsoletos.

Así lo advierte el director de ese organismo, capitán Gonzalo Ordóñez, quien contrario a lo que dicen las autoridades, señala que la población de escasos recursos carece del servicio de ambulancia.

“Bucaramanga sólo tiene una entidad que atiende en estos casos a los pobres. No hay otra opción que usar nuestros carros viejos para ir hasta el lugar de la emergencia y llevar a las personas al hospital”, dijo.

Según estándares internacionales, por cada 25 mil habitantes debe haber una ambulancia. Y aunque en teoría la ciudad estaría cercana a esa cifra, porque la Secretaría de Salud Local reporta 23 ambulancias entre públicas y privadas. Vuelve la pregunta: ¿Dónde están?

‘Un secuestro de ambulancia’

Marlon Rodríguez es voluntario del Grupo de Apoyo y realiza esta labor desde hace 20 años. Él es quien conoce los casos y puede describir el panorama.
“Tenemos el personal capacitado, pero no tenemos los medios. Aunque tenemos buenos equipos de atención, mire que los vehículos son obsoletos. Además no contamos con las medicinas básicas”.

Entre las hazañas y súplicas que elevan al Señor de Los Milagros, estampado en la panorámica de la ambulancia para que todo salga bien, Marlon reconoce que recurren a la particular ‘vaca’ para lo de la gasolina, alguna indumentaria y el lavado del vehículo.

La Defensa calcula que por paciente atendido invierte entre $20 mil y $100 mil. Pero la situación no llega allí. El socorrista es testigo de que debe además gestionar la atención de las personas en el hospital.

“Es lo que llamo un secuestro de ambulancia. Cuando tenemos suerte, hay camilla disponible. Pero cuando no, debemos esperar o buscar una en la morgue. Luego hay que esperar para que el médico lo atienda”.

Mientras eso sucede, en la ciudad puede haber otras emergencias que esperan la llegada del otro vehículo de la Defensa, o en su defecto de un taxi.
Así ocurrió el pasado martes.

El hombre que sufría al parecer de un ataque de epilepsia no pudo esperar más. Un familiar decidió tomar un vehículo amarillo para llevarlo al centro hospitalario más cercano, con los riesgos que ello supone, toda vez que la persona puede sufrir daños peores por ser conducido por personal no entrenado.

síntesis
Dos años estacionada

• En diciembre de 2006 el Cuerpo de Bomberos adquirió una nueva ambulancia.
• Sólo 19 meses después se realizó el trámite de certificación ante el Ministerio de la Protección Social y la Secretaría de Salud Departamental, así como la preparación de algunos de los bomberos para operar el servicio.
• Jenny Patricia Joya, directora del organismo de socorro, comentó que este viernes estaría funcionando la nueva unidad, ya que tendrían los documentos al día y a unos 14 bomberos certificados en Atención de Primeros Auxilios.
• “Nos vamos a soportar en el Centro Regulador de Urgencias, con médico permanente que hay allí las 24 horas, para atender emergencias”, indicó.

línea de tiempo
Últimas emergencias atendidas

Julio 16
En el barrio Girardot una mujer de 37 años manifestó un fuerte dolor en la espalda. Los socorristas la encontraron inmóvil. Al poco tiempo presentó paro respiratorio.

Julio 20
En la madrugada, una habitante de la calle permanecía herida en Puente Niza. Cuando la llevaron al hospital los socorristas manifestaron que el médico de turno fue grosero.

Julio 28
A las 11:30 a.m., mientras desbarataban las carpas del Circo Americano, un empleado cayó desde al menos tres metros. El joven fue encontrado conciente, pero con graves heridas.

Julio 28
Un hombre de 29 años cayó de cinco metros en una obra en construcción. Cuando era trasladado al hospital el paciente recibió atención, pero en la camilla de la ambulancia y con los inmovilizadores de la institución de socorro.

Se rebotan la responsabilidad

Sergio Orlando Ferro, director del Centro Regulador de Urgencias, asegura que la Secretaría de Salud Departamental se encarga de la inspección, vigilancia y control de la red de ambulancias, pero quien debe responder es la Secretaría de Salud de Bucaramanga.

“Reconozco que de haber un desastre no contamos con las ambulancias suficientes. Pero las actuales sí cumplen su función de atención de emergencias”, señaló.

La secretaria de salud local, María Leonor Jaime, reconoció que hay problemas en la atención de los más desfavorecidos. Según comentó, el factor económico está incidiendo en la atención y por eso quien asume la labor es el personal de la Defensa Civil.

“Queremos mejorar esta situación, por eso mantenemos reuniones con la Secretaría de Salud Departamental, para coordinar y buscar que la red funcione. Vamos a comprar tres nuevas ambulancias. Estamos en ese proceso”.

LA VOZ DEL EXPERTO
‘Atención debe ser por alguien entrenado’
Javier Peña, director del Área de Socorro de la Cruz Roja, comenta que cualquier persona podría estar capacitada en primeros auxilios, pero a la hora de atender a un herido es importante que la persona sea profesional o mínimo esté entrenado en esa área.

“Sucede que muchas veces las personas se descontrolan y quieren colaborar, pero pueden empeorar al herido. Lo suben a un taxi y puede ser que la víctima tenga fractura de columna o heridas muy graves que requieren atención especial”.

Peña indica que de entrada hay que mantener la calma, mirar si el sitio de los hechos es seguro y realizar una primera valoración a la víctima, para el caso en que se requiera inmovilizar alguna extremidad o controlar una hemorragia. Ya en el vehículo se sigue realizando un control hasta trasladar a la persona a un hospital.

LISTA
Diferencias de atención

1 La llegada de una ambulancia privada está garantizada porque se paga por el servicio. En el vehículo, además del conductor, siempre van un médico y un paramédico.
2 La ambulancia privada, aunque también las del Estado, tienen los medicamentos necesarios y equipos en buen estado.
3 La ambulancia de la Defensa Civil no asegura su llegada. La razón es la falta de gasolina, la retención del vehículo en urgencias y las múltiples emergencias que atienden a diario.
4 En la ambulancia de la Defensa Civil siempre van voluntarios socorristas que en algunos casos deben abandonar su trabajo para llegar al lugar de los hechos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad