China y Dalai-Lama | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mar Dic 12 2017
25ºC
Actualizado 02:56 pm

China y Dalai-Lama | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-04 05:00:00

China y Dalai-Lama

China y Dalai-Lama

Dalai-Lama y su pueblo están persuadidos de que él es la reencarnación de Buda, quien predicó la “compasión infinita”. Su resistencia al dominio chino es pasiva, aunque han realizado sus habitantes manifestaciones contra la autoridad que reputan extraña y solicitan su autonomía. Difícil que China suspenda su dominio.

El sentimiento de compasión en Oriente es simplemente la piedad cristiana. Dalai-Lama es reputado jefe espiritual de pueblos enteros; hombre de mirada penetrante, recibe allí el reverente nombre de Su Santidad. Contra tal reencarnado Buda obró el gobierno Chino, aún vivo Mao.

Exhibe permanente sonrisa. En el Cáucaso existe un sanatorio al cual concurre mucha gente de la ex URSS, para tratamiento que consiste en sonreír permanentemente, sonrisa relacionada al Cosmos, exenta de mal carácter; a la carencia de sonrisa atribuyen dolencias de salud que son tratadas mediante la sonrisa. El pueblo tibetano también practica este método inofensivo.

Dalai-Lama no es un ser ordinario. Dice amar a todo el mundo. Pocas veces ha viajado a Occidente; su pueblo acepta sus bendiciones con hondo respeto. Sostiene que a la “compasión infinita” es dable llegar si se practican la humildad y la ecuanimidad, lo que es aplicable en todas las latitudes del mundo. Hoy es hombre de 73 años y encabeza delante de China el dolor de su pueblo que, después de cuarenta años, perdura y se transmite de padres a hijos. En Lasa, capital del Tibet, no existe disidencia que lleve a pensar que tal dolor haya sido abatido.

Pero la vida de los pueblos se cuenta por milenios. Si se interrogara por las irradiaciones espirituales del persistente líder, habría de responderse que representa auténtico poder. Las audiencias predicadas que se le oyen en las plazas y parques pueden significar reuniones de ciento cincuenta mil personas, quienes en resistencia pasiva acuden a escucharle. Sus palabras llegan a cada persona como ofrenda individual. Tal el carácter de ser Buda redivivo.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad