Primero la gente | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-04 05:00:00

Primero la gente

Bajo ese t铆tulo Amartya Sen 聳Premio N贸bel de Econom铆a 1998-, en un trabajo conjunto con Bernardo Kliksberg, plantea 聳entre otros temas- interesantes consideraciones en torno al prop贸sito de la democracia,
Primero la gente

precisando que el valor esencial en ese modelo de organizaci贸n pol铆tica no es la utilizaci贸n de procedimientos electorales para darle expresi贸n a la voluntad de las mayor铆as, sino la creaci贸n de escenarios propicios para ejercer 聯razonamiento p煤blico聰, y este ejercicio implica oportunidades para discernir sobre temas de inter茅s comunitario, para participar en el debate colectivo en asuntos que pueden afectar su cotidianidad.

En consecuencia, sin soslayar la importancia del certamen electoral, la democracia es mucho m谩s que eso. No hay que olvidar c贸mo numerosos reg铆menes totalitarios se han disfrazado con el ropaje electoral para simular comportamientos democr谩ticos que solo existen en el mundo virtual, porque los resultados est谩n direccionados por estructuras electorales que se confunden con la organizaci贸n del Estado.

La incorporaci贸n real de esa variable participativa que le imprime frescura y vigencia a la democracia, supone el concierto de una serie de requerimientos sociales: adecuado nivel de informaci贸n, posibilidad de acceder al conocimiento de las diversas propuestas que se formulen en el debate p煤blico, oportunidad de intervenci贸n y disposici贸n de 谩nimo para ceder o flexibilizar las posiciones individuales, en aras de los valores superiores que interesan al colectivo.

En suma, el ejercicio genuino de la democracia impone un aprendizaje riguroso, inmerso en una cultura de lo p煤blico. La gran virtud de la polis griega y su elevado nivel de vitalidad democr谩tica residi贸 en la preparaci贸n del ciudadano para el manejo universal de los asuntos p煤blicos, que se ventilaban en controversias abiertas fundadas en el conocimiento. La polis languideci贸 cuando los ciudadanos perdieron la perspectiva global y se tornaron en especialistas en algunos de los diferentes quehaceres de la vida social.

Por ello, la participaci贸n en la reflexi贸n colectiva no es una opci贸n ciudadana, sino un imperativo social, porque a todos concierne la suerte de nuestra ciudad, de nuestra regi贸n, de nuestro pa铆s, si es que de verdad queremos que en el devenir democr谩tico que nos ata帽e el objetivo prioritario sea siempre la gente.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad