¿Habían oído hablar de las franjas de precios? | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mar Ene 16 2018
23ºC
Actualizado 10:39 am

¿Habían oído hablar de las franjas de precios? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-05 05:00:00

¿Habían oído hablar de las franjas de precios?

¿Habían oído hablar de las franjas de precios?

Desde hace muchos años y dada la volatilidad de los precios de productos como el maíz, la soya, los trozos de carne, el cerdo, etc., los países andinos buscaron un camino para mitigar los impactos de la variación de los precios a fin de evitar los tremendos daños en la producción nacional. Dicho camino sin ser el mejor, dado que sólo tiene en cuenta los precios internacionales sin la tasa de cambio, ha venido suavizando los picos del valor de los bienes puestos en puerto Colombiano, con una fórmula sencilla: Si los precios se suben mucho, se baja el arancel y por el contrario si se bajan, el arancel se sube.

Obviamente para poder justificar el trabajo de muchos economistas, se logró sofisticar la fórmula a registros de los últimos 60 meses, gráficas, tendencias etc., pero lo cierto es que resulta de obligatorio cumplimiento y como todo, a veces le conviene un poco más a los importadores de granos y también, a veces a los agricultores.

A partir del primero de abril y hasta el próximo 31 de marzo del año entrante, los pisos y los techos de la franja cambiaron y de seguir en el orden de precios internacionales actual, tendremos arancel del 15% para maíz, soya, torta de soya y aceite de soya. En el caso del maíz y la soya, este arancel se podrá disminuir al 5% si se compra nacionalmente un porcentaje que regularmente es de una quinta parte. Lo triste es ver a algunos gremios que lejos de buscar el futuro, en su inmediatez tratan de que el estado elimine la franja después de años de beneficio.

¿No deberíamos todos aprovechar estas coyunturas para trazar un nuevo derrotero en busca de mayor seguridad alimentaria? Y así, esperar y propiciar que este incentivo redunde en aumentos de las áreas de siembra pero en forma permanente, con medidas de largo plazo, ya que no es fácil para un agricultor lograrlo sólo, sin que los importadores entren de alguna manera a conformar o asociarse a la producción agrícola y a comprar futuras producciones. Si ello no es así, al menos que calculen sus riesgos y no generen mayores perjuicios al sector agrícola, buscando con sus influencias ganarlas todas en el escritorio. Menos mal, el Ministerio de Agricultura está en buenas manos y con seguridad, mantendrá un criterio equilibrado sobre el tema.

A los agricultores de maíz y soya este es un mensaje de optimismo que ojalá sea aprovechado. No le teman tanto a la incertidumbre, pues siempre los riesgos estarán y sólo hay una manera de no tenerlos y es haciendo nada.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad