Payasos de hospital | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 11 2017
20ºC
Actualizado 07:30 am

Payasos de hospital | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-05 05:00:00

Payasos de hospital

Aunque la bala perdida que recibi√≥ Camilo* en el cuello no da√Ī√≥ ning√ļn √≥rgano de su cuerpo, s√≠ afect√≥ su coraz√≥n.
Payasos de hospital

No el que late y bombea sangre sino el imaginario, el que alegra la vida de un ni√Īo, el que representa su inocencia.

Camilo estaba jugando en marzo pasado con sus primos en la esquina de su cuadra en el barrio Bosque Norte.

Un hombre armado quiso dispararle a un perro callejero, pero falló.

¬†Por eso, cuando la doctora ¬ĎYita¬í se acerc√≥ a √©l, Camilo no parec√≠a muy receptivo a su intento por hacerlo re√≠r vestida de payasa.

¬ď√Čl entend√≠a que est√°bamos cantando y jugando, pero no pod√≠a participar y parec√≠a un poco desanimado¬Ē, comenta la doctora ¬ĎYita¬í.

Hacer re√≠r a un ni√Īo no siempre es f√°cil. Menos si est√° hospitalizado y solo.

¬ďTuvimos el caso de un ni√Īo que al principio lloraba cuando nos ve√≠a y la raz√≥n es que le hac√≠a falta su pap√°. Nosotros tratamos de relajarlo, pero entendimos que el ni√Īo realmente quer√≠a estar con su pap√° en ese momento¬Ē, explica el doctor ¬ĎJoche¬í.
El doctor ¬ĎTernurita¬í se√Īala que los ni√Īos no siempre ven a sus padres cuando estos viven en las veredas y por lo tanto ¬ďse deprimen y eso hace que permanezcan m√°s tiempo hospitalizados, con todo lo que eso conlleva para el ni√Īo¬Ē.

El doctor ¬ĎJoche¬í, la doctora ¬ĎYita¬í y el doctor ¬ĎTernurita¬í hacen parte de Corazones en Parche.
¬ďCorazones en Parche, Payasos de Hospital¬Ē, es¬† una fundaci√≥n sin √°nimo de lucro que visita todos los s√°bados el pabell√≥n de pediatr√≠a del Hospital Universitario de Santander, practicando la terapia de la risa.

Son ocho j√≥venes estudiantes de medicina de la Unab y la UIS, que se visten de payasos inspirados en Patch Adams (no en la pel√≠cula sino en Hunter ¬ĎPatch¬í Adams, doctor estadounidense, fundador de la terapia del amor, conocida como de la risa), para llevar a los ni√Īos esta poco inexplorada terapia.
La iniciativa surgi√≥ en agosto de 2007. ¬ďCuando empezamos nuestras pr√°cticas hospitalarias, visitamos el Hospital Local del Norte y vimos que los ni√Īos hospitalizados no tienen acceso a un juguete, no se r√≠en¬Ē, comenta el doctor ¬ĎTernurita¬í (Eder Lancheros, noveno semestre, Unab). ¬†

¬ďCon los ni√Īos ocurre algo especial y es que est√°n muy predispuestos a sufrir traumas psicol√≥gicos. Nuestro objetivo es disminuir ese trauma que se genera por estar hospitalizado¬Ē, comenta el doctor ¬ĎGoofy¬í (Gustavo Cuadros, noveno semestre, Unab).
    
Y la iguana tomaba café

Ocho días después de la primera visita de los doctores de Corazones en Parches, Camilo estaba un poco más animado.
Se mov√≠a y sonre√≠a, entusiasmado por la canci√≥n de la serpiente entonada por la guitarra del doctor ¬ĎJoche¬í (Jos√© Fernando Tovar, noveno semestre, Unab). ¬†
Las habilidades del doctor ¬ĎJoche¬í con la guitarra mejoraron sustancialmente con relaci√≥n a la primera vez que la interpret√≥, vestido de payaso en un hospital.

Era la primera visita que realizaban y el doctor ¬ĎGoofy¬í, el doctor ¬ĎTernurita¬í y el doctor ¬ĎJoche¬í no hab√≠an preparado una rutina especial para los ni√Īos. Era lunes.

¬ďS√≥lo Jos√© Tovar ten√≠a experiencia actoral y m√°s o menos tocaba la guitarra. Gustavo y yo s√≥lo hab√≠amos ensayado las vocales, la canci√≥n de la serpiente y de la iguana (¬ďy la iguana tomaba caf√©/tomaba caf√© a la hora del t√©¬Ē)¬Ē, explica el doctor ¬ĎTernurita¬í.

Los tres llegaron al Hospital Local del Norte, le comentaron su proyecto a la enfermera jefe y √©sta les dio la bienvenida. En un peque√Īo cuarto dejaron de ser Gustavo, Jos√© y Eder para convertirse en el despistado doctor ¬ĎGoofy¬í, en el alegre y rastafari doctor ¬ĎJoche¬í y en el dulc√≠simo doctor ¬ĎTernurita¬í.
Ese d√≠a hab√≠a seis ni√Īos y mucha ansiedad. ¬ďLas enfermeras nos miraban sorprendidas, no se imaginaban a unos payasos en un servicio de hospitalizaci√≥n. A la gente le gust√≥, incluso ese d√≠a tambi√©n hab√≠a adultos y les hicimos terapia a ellos¬Ē.

La mayor√≠a de ni√Īos ri√≥, pero otros no. ¬ďPor la realidad social de Colombia a los ni√Īos les est√°n quitando todas esas etapas. Los ni√Īos privilegiados van al colegio pero algunos est√°n trabajando por ah√≠ en una esquina o en los sem√°foros y muchos de ellos no saben que un payaso los va a hacer re√≠r¬Ē, comenta el doctor ¬ĎTernurita¬í.

Los primeros resultados de la terapia de la risa los obtuvieron en una de sus visitas.
Usualmente, a los ni√Īos deben cauterizarlos cada vez que se les suministra un antibi√≥tico, lo cual es traum√°tico para un ni√Īo: el dolor y la aguja no son los mejores amigos. ¬ďLa ni√Īa comenz√≥ a gritar y nos acercamos. Mientras la cauterizaban, yo tocaba la guitarra y cant√°bamos una canci√≥n. Ella cantaba y lloraba al mismo tiempo, hasta que dej√≥ de hacerlo y de repente dijo: ya. Hab√≠an terminado de canalizarla¬Ē, comenta el doctor ¬ĎJoche¬í.

Aunque este logro parezca sencillo, la Fundaci√≥n Corazones en Parche investig√≥ los beneficios de la risa en los ni√Īos y adultos y encontr√≥ que el tiempo de hospitalizaci√≥n disminuye considerablemente gracias a la terapia, as√≠ como la recepci√≥n de los medicamentos y la respuesta a otros tratamientos.
Salió la A, salió la A

Luego de apenas tres semanas hospitalizado, Camilo estaba feliz, caminaba y se reía con los doctores payasos. Poco tiempo después regresó a su casa; hizo un progreso sorprendente.

¬ďEst√° comprobado que el estado de √°nimo se relaciona con las defensas del cuerpo humano. Cuando uno se r√≠e se liberan las endorfinas y el dolor disminuye. Sabemos que lo que hacemos est√° incidiendo en el tiempo de hospitalizaci√≥n de los ni√Īos y las defensas¬Ē, se√Īala el doctor ¬ĎJoche¬í.

¬ďEs muy traum√°tico para un ni√Īo estar rodeado de pacientes que est√°n enfermos, eso lo puede hacer sentir m√°s enfermo¬Ē, asegura el doctor ¬ĎGoofy¬í.
Quienes han presenciado la terapia de la risa est√°n de acuerdo en lo maravilloso del proceso. ¬ďEs una forma muy bonita, √≠ntegra y gratificante de ayudar al ni√Īo. Es un cambio en la forma de practicar la medicina e incluso los padres tambi√©n esperan que la Fundaci√≥n visite a los ni√Īos¬Ē, se√Īala la doctora Patric Eliana Sarmiento, residente de pediatr√≠a del HUS.

Tambi√©n Lilia, trabajadora social del mismo hospital se√Īala que ¬ďla terapia de la risa es genial. Empez√≥ con la doctora Clown (en Bogot√°) y es una terapia que inspira ternura y que hace a los pacientes olvidar que est√°n enfermos¬Ē. ¬†

Para su vida personal, la terapia de la risa resulta una experiencia positiva para los doctores. ¬ďEs muy agradable hacer un proyecto con los amigos, nos conocemos desde hace tiempo y los resultados nos hacen felices tambi√©n¬Ē, asegura la doctora ¬ĎYita¬í (Paula Camila Villabona, s√©ptimo semestre, UIS).
Lo mejor de estos doctores es la forma cómo aplican la terapia de la risa, con absoluta y completa sinceridad.

¬†¬ďMucha gente nos dice que a la larga la terapia de la risa no va a cambiar el pron√≥stico de la persona. Eso lo sabemos, no queremos pelear contra la muerte, queremos difundir el mensaje del amor como una forma de mejorar la calidad de vida del paciente¬Ē.

 

Vea además en la edición impresa

  • El protocolo
  • Los doctores
  • ¬ŅPOR QU√© HACE BIEN REIR?
Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad