Drogas: hipocresía e ingenuidad | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Dic 13 2017
22ºC
Actualizado 10:08 am

Drogas: hipocresía e ingenuidad | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-06 05:00:00

Drogas: hipocresía e ingenuidad

Drogas: hipocresía e ingenuidad

Será loco y hasta ingenuo el gobierno pero comprendo también la preocupación por mantener una coherencia en su visión política del fenómeno de las drogas que ha sido considerado –con sobradas razones– el meollo del conflicto armado en Colombia. De ahí que no esté mal que el gobierno se la juegue en imponer sus teorías aunque debería arrancar por calcular con precisión cuál ha sido el costo real de la dichosa dosis personal en la vida nacional, demostrar con vehemencia los beneficios de castigar su porte y justificar de manera razonable la vieja premisa de garantizar la paz de muchos a costa de reducir un poco las libertades de algunos.

Nada de ello ha sido posible y en cambio el Presidente delegó semejante tarea en un hombre como Fabio Valencia Cossio que ha probado ser bastante incompetente en estas lides. Ni filosófica ni pragmáticamente ha resultado capaz de defender el proyecto como debiera. Muy por el contrario, terminó con ese chorro de babas que son los tribunales medio terapéuticos, medio judiciales.

Apunta mal el gobierno cuando propone semejantes bobadas. Ningún país moderno en el mundo admitiría el sometimiento médico obligatorio para enfermedad alguna. ¡Eso es imposible, inconstitucional y retrógrado!, y no le queda bien a un Estado tradicionalmente inepto en materia de prevención, asumir este tipo de posiciones.

Se calcula que en Colombia hay unos 300.000 enfermos graves como consecuencia del consumo adictivo de drogas. Hay, de otra parte, apenas 300 ciudadanos debidamente tratados (uno por cada mil) y solamente existen 15 instituciones que atienden en toda la Nación este tipo de casos. ¿Habrá tanto policía que lleve a tanto tribunal a tanto enfermo que reclama soluciones más creativas para curarse?

Me gusta que el tema de las drogas adquiera el justo y necesario enfoque de salud pública, que los notables ex Presidentes latinoamericanos sugirieron en su último informe. Lo cierto es que existe mucho de ingenuidad y algo más de hipocresía en este trascendental debate. ¿O es que el país seguirá ocultando que sus clases dirigentes son las primeras y más peligrosas consumidoras de este tipo de sustancias? Remember que son las clases altas las que demandan y los jíbaros, bien vaciados, los que suministran.

Por eso el fenómeno tiene tanto de largo como de ancho y reducirlo a un puro asunto de política criminal sería lo peor que podría sucedernos pero al fin y al cabo lo que siempre hemos hecho.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad