Sartal de torpezas administrativas | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-07 05:00:00

Sartal de torpezas administrativas

Afortunadamente, en Bucaramanga hay un abultado número de facultades de Administración de Empresas y a ello se suma una canastada de escuelas de Ingeniería Industrial.
Sartal de torpezas administrativas

Pero aún así, si cada una de ellas escoge diez de los desaciertos que a diario cometen los administradores del Atlético Bucaramanga, para que en las aulas de clase se hagan clínicas que ilustren a los universitarios con lujo de detalles lo que no deben hacer quienes administren una empresa, van a ocurrir dos cosas: los estudiantes quedarán académicamente doctos y sobrarán casos, pues las torpezas administrativas de los jóvenes Cadena son innumerables.
Sí, los Cadena han cometido tal sarta de torpezas como directivos del Atlético Bucaramanga, que con sus yerros se pueden educar varias generaciones de Administradores de Empresas e Ingenieros Industriales.

La más reciente, llevada a cabo con arrogancia y creyendo que los entes de control y vigilancia del Estado comulgan con ruedas de molino (por la que la Supersociedades suspendió al equipo), le ha causado al equipo más daño que todas las bestialidades en que han incurrido durante los últimos años, pues ella es la puerta de entrada para que el Estado declare más adelante la disolución de la empresa y la liquidación de su patrimonio.

En la administración actual del Atlético, se suman un desorden sin par, falta de sentido común, carencia de olfato, indebida injerencia en las labores de los técnicos, desacertados e inoportunos cambios de entrenadores, contrataciones a la topa tolondra, incumplimiento de contratos con empresas fabricantes de uniformes deportivos, desatinada toma de decisiones, desaciertos laborales, conflictos con otros equipos de la región, alevoso egoísmo en el uso del estadio, incumplimiento en la presentación de informes ante las autoridades estatales,  y en fin, ene número de torpezas.

Por ellos el equipo, cuando por fin comenzaba a ganar (así sea en la B), no solamente debe enfrentar a los clubes rivales en la cancha, sino que debe sufrir las “calabazadas” que hacen los Cadena en la administración.

Y los aficionados, quienes durante 61 años han debido padecer el ser seguidores de un equipo que ha tenido más descalabros que éxitos, se preguntan: ¿Quién es el dueño del paquete mayoritario de acciones del Atlético?  Humm, eso no lo ha podido dilucidar ni la Supersociedades.

Pero los Cadena insisten en excusas estúpidas, creen que nada es grave y que pueden engatusar a ñor Raimundo y a todo el mundo.

Por eso a los aficionados del Atlético que en esta Semana Santa se confiesen en las iglesias, no les será impuesta penitencia ya que los curas saben que con ser seguidores de la divisa que administran los Cadena, les basta como mortificación para exculpar sus pecados.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad