Palabras Inútiles | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Dic 15 2017
20ºC
Actualizado 08:43 am

Palabras Inútiles | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-04-07 05:00:00

Palabras Inútiles

De la celebración de los cincuenta años del BID en Medellín, quedó claro que esa es la ciudad de los privilegios.
Palabras Inútiles

Muy linda, muy hermosa, nada que envidiarle a la capital. Ello obedece a la pujanza tradicional de la clase empresarial antioqueña. Tienen una gran ciudad, tenemos los colombianos una gran ciudad. Pero como dice Felipe Zuleta, ha gozado  también de los favores del gobierno central durante los gobiernos del panuribismo y de otros.

Pero no está bien que en Semana Santa tengamos sentimientos de envidia. Fuera de Medellín en sí misma, lo claro de la  reunión del BID es que un banco, como todos los bancos, necesita plata y más en época de crisis global profunda del modelo neoliberal.

No tenemos noticia de que nada extraordinario sucediera en esa reunión de 50 años. Otro cantar fue la reunión de Londres, del llamado G-20, en donde los países del BRIC (Brasil, Rusia, India y China) fueron invitados estratégicos, que definirán el futuro del mundo en las décadas por venir. Obama juega bien su papel, USA ya no es la única voz cantante. No es por supuesto un problema de USA; es un problema del mundo, que no tiene alternativa, como en la época de la URSS.

 Aquí nos tenemos que quedar con lo único que tenemos, es decir, con el modo de producción capitalista; expresión de moda, al menos en el mundo académico, de usar otra vez expresiones marxistas. Se ha perdido el miedo a Marx y nos recomiendan leer sus textos clásicos de economía política si queremos tener medio idea de qué es lo que pasa en la economía mundial actual.  Todo será distinto después de la derrota del neoliberalismo. Tendremos capitalismo y aunque suene falso, con rostro humano.

Londres determinó que se necesitan reformas estructurales. Ya nada será lo mismo. Países como Colombia tienen que demostrar qué tan capaces son de jugar con las nuevas reglas y decidir si la política  mesiánica de los últimos siete años es la adecuada.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad